La lísta de víctimas fatales en siniestros viales se sigue engrosando en Salta. En las últimas horas, dos personas fallecieron en distintas circunstancias, mientras que una mujer quedó gravemente herida.
El primer siniestro ocurrió en El Quebrachal, cuando un hombre oriundo de Chaco, volcó en la Ruta Nacional 16. A raíz del accidente falleció en el acto y fue indentificado por la policía como Oscar Espíndola de 82 años, quien conducía un automóvil Chevrolet Corsa. Espíndola llevaba como acompañante a su mujer de 67 años, y por causas que se tratan de establecer el conductor perdió el control del vehículo produciéndose el vuelco sobre la banquina. La mujer salió despedida -al parecer viajaba sin el cinturón de seguridad- resultando con lesiones graves. En tanto que el conductor quedo atrapado en el interior del vehículo sin vida.
La autopsia diagnosticó como la causa del deceso paro cardiorespiratorio y traumatismo encéfalo craneano grave.
En la Avenida Bolivia
El otro siniestro sucedió anoche, siendo protagonizado por un hombre identificado como Diego Alarcón de 36 años que conducía una motocicleta Yamaha, y cuando se desplazaba por la colectora de avenida Bolivia por causas que se tratan de determinar perdió el control de la moto cayendo en forma pesada sobre el pavimento. Producto del impacto perdió la vida al instante. Nada pudo hacer el profesional médico del SAMEC, el cual constató que la persona se encontraba sin vida diagnosticando como causa del deceso por traumatismo encéfalo craneano con pérdida de masa encefálica. Trabajó en el lugar personal de Seguridad Vial, Departamento Criminalística y Sub Comisaría Campo Castañares. Aparentemente no llevaba colocado el caso reglamentario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 1 mes

Coincido con Erik Larsen.

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

Las vergonzosas estadísticas de la Linda que Enamora, demuestran que la tasa de muertes en accidentes de tránsito siempre se mantiene alrededor de una víctima cada dos días. Promedio, que en cualquier comunidad civilizada, llevaría a la remoción de los encargados de la "seguridad".

Erik Larsen
Erik Larsen · Hace 1 mes

Este es el resultado de la política gubernamental de control de curros. Lo único que mira la policía vial son papelitos: que el currito de la revesa (para que los amigos de los talleres te saquen 700 mangos sólo para ver si el auto frena y dobla), que el currito de los seguros (no sea que los amigos de las aseguradoras tengan que salir a buscar sus clientes), que el currito de los registros (para los amigos que cobran 10 lucas por armar una carpeta e imprimir un papelito). Lo que se lleva vidas inocentes es la IMPRUDENCIA de conducir a altas velocidades. Y eso es algo que el gobierno jamás controlará en sus rutas, sencillamente porque NO le importa la pérdida de vidas, lo único que le importa es recaudar impuestos y curros para los amigos.

Se está leyendo ahora