El cuerpo de una adolescente de la comunidad wichi Kilómetro 5, cerca de la ciudad de Tartagal, fue encontrado ayer cerca de las 16. Horas más tarde, el informe del médico forense confirmó que se trata de otra jovencita que falleció a causa del consumo de drogas y alcohol.
La noticia de la muerte de Julia Ceballos golpeó duro a todas las comunidades aborígenes de la zona, tanto que al atardecer varios caciques decidieron realizar hoy una marcha hacia Tartagal para reclamar más control sobre la venta de drogas en la zona.
El cuerpo de Julia fue encontrado en medio de un matorral, a la vera de la ruta nacional 86. Yacía en el suelo boca abajo, a pocos metros de la cinta asfáltica.
A su alrededor habían botellas de bebidas alcohólicas y otros elementos que hacían sospechar que había consumido drogas.
Poco después del hallazgo y luego de que interviniera la Policía, el padre de la adolescente, Ramón Ceballos, la identificó e informó que la chica estaba perdida desde hacía dos días.
Al observar el cuerpo, el primer profesional que lo examinó dijo que no tenía signos de violencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora