Omran Daqneesh, el nene sirio de 4 años que conmovió al mundo con su expresión tras sobrevivir a un bombardeo en Alepo, sufrió otra tragedia esta semana con la muerte de uno de sus hermanos, que también había resultado herido en el ataque
Ali Daqneesh tenía 10 años, según revelaron desde el Aleppo Media Center, y murió el sábado debido a las heridas que sufrió durante el bombardeo que la oposición siria lanzó el miércoles pasado sobre el barrio de Qaterji, informó el sitio NBC News.
La imagen de Omran, quien en ese momento estaba en estado de shock tras haber sufrido lesiones superficiales en la cabeza, dio la vuelta al mundo esta semana tal como en su momento lo hizo la triste foto de Aylan, el niño sirio que murió ahogado y cuyo cuerpo llegó flotando a las costas de Turquía.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos reveló este sábado que murieron 9.307 civiles y otros 49 mil resultaron heridos en los últimos 22 meses producto de los bombardeos aéreos.
La ciudad de Alepo se la disputan las fuerzas de Damasco y los rebeldes desde el verano de 2012, cuando los insurgentes conquistaron amplias áreas de la urbe, la segunda de Siria y una de las más castigadas por el conflicto que se inició en marzo de 2011.
ALEPPO1.jpg
Alí, el hermano de Omran, falleció el sábado en el hospital por las heridas generadas en el bombardeo
Alí, el hermano de Omran, falleció el sábado en el hospital por las heridas generadas en el bombardeo
"Si la gente ve estas cosas, tal vez la guerra termine"
Luego de sacudir el mundo con la foto que le sacó al pequeño Omran Dagness, habló el autor del impactante retrato, el fotógrafo de guerra Mahmoud Ruslan.
Ruslan cubrió conflictos bélicos en todo el mundo, pero la imágen de Omran lo dejó sin aliento. Según contó, lloró mientras hacía la foto del niño sirio que fue rescatado de una casa bombardeada en las cercanías de la ciudad de Aleppo.
"Lo primero que vi fueron tres cuerpos tendidos en el suelo, que de a poco eran cargados en una ambulancia. Eran los vecinos de la familia Omran", dijo el fotógrafo que se encontraba a 300 metros del lugar del ataque. "Los seis pisos no eran más que restos de cosas y escombros".
"Inmediatamente después vi otro edificio casi destruido, era la casa de Omran", relató Ruslan, que se unió a los socorristas y a los Cascos Blancos que trabajaban para rescatar a los heridos. El primer sobreviviente que encontraron fue Omran, de cuatro años, quien estaba en estado de shock.
Los socorristas lo cargaron en la ambulancia y entonces Ruslan comenzó a tomarle fotos. "Mis lágrimas comenzaron a caer cuando tomé la primera foto. Omran me afectó mucho porque estaba en silencio. No lloraba. No dijo una sola palabra. Estaba en shock. Pensé en mi hija de siete años, podría ser ella. Podría ser cualquier niño de Aleppo o de Siria", sostuvo.
"Mis lágrimas comenzaron a caer cuando tomé la primera foto. Omran me afectó mucho porque estaba en silencio. No lloraba. No dijo una sola palabra. Estaba en shock. Pensé en mi hija de siete años, podría ser ella. Podría ser cualquier niño de Aleppo o de Siria", sostuvo.
"Hoy me desperté y vi que todo el mundo tomó esa foto y habla de ella. Eso está muy bien, porque si la gente ve estas cosas, tal vez la guerra termine. Quizás, Omran y mi hija, Amal, puedan vivir una vida normal, como todos los niños del mundo", concluyó.
ALEPPO2.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora