Tras varios allanamientos realizados en Cerrillos, la Policía de Salta detuvo una vez más a "Scooby", un adolescente de 16 años, sindicado como uno de los agresores de dos oficiales en Cerrillos. El hecho ocurrió el 10 de enero. Ya había sido demorado, pero luego dejado en libertad.
Hoy, a las 6.20, se realizaron varios allanamientos en el Barrio Inta, y la Policía logró detener en Cerrillos a 3 hombre mayores, un menor (Scooby) y a una mujer (no se especificó si mayor de edad o menor) en el Barrrio Inta, según le confirmaron a El Tribuno.
"Scooby", un chico de 16 años, es señalado por los vecinos y la Policía local como autor de robos y agresiones, pero a pesar de que en varias oportunidades fue detenido, la Justicia de Menores ordenó su libertad y que sea entregado a sus padres.
El último hecho ocurrió el 10 de enero por la tarde, cerca de las 18, cuando fue retenido por una patrulla policial. Cuando dos oficiales le encontraron en una mochila objetos que no podía demostrar que los había comprado. Cuando lo iban a trasladar hacia la comisaría, se tiró al piso y comenzó a gritar. Unas diez personas aparecieron en ese momento y comenzaron a golpear en forma feroz a los dos efectivos.
La golpiza y pedradas contra los efectivos y el móvil policial (en el que estaba un tercer policía que pedía ayuda por radio) no llegó a ser linchamiento porque otros vecinos salieron a la vereda a defender a los uniformados.
Uno de los policías agredidos quedó inconsciente y el otro con fuertes golpes, por lo que fueron internados en una clínica de la capital.
"Scooby" (como le dicen al muchacho) es un conocido del hampa, que de tanto en tanto golpea a los vecinos de los barrios Inta, Balcón, Los Tarcos y otros cercanos, en Cerrillos. El hecho en el que el adolescente participó y que más se recuerda es el robo de joyas, electrodomésticos y otros objetos valuados en más de 150.000 pesos, cometido en dos casas de los barrios Inta y Balcón.
El atraco ocurrió a fines de julio del año pasado y a mediados de agosto Scooby cayó junto a otros dos compinches: Pepito, entonces de 17 años, y el Negro Lamas, de 18, quienes habían desvalijado las casas en un abrir y cerrar de ojos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...