"Tenemos a su hijo secuestrado", le dijo a la mujer un hombre que llamó a su casa con la intención de cometer un secuestro virtual. Rápida de reflejos, la señora cortó en forma inmediata, ya que todos sus hijos estaban en su casa durmiendo. Eran la 1.10 de la mañana. Luego, más tranquila, llamó al Sistema de Emergencia 911 para denunciar el hecho.
Cabe destacar que el secuestro virtual es una forma de "secuestro extorsivo". Se inicia con la llamada de un delincuente a una víctima elegida al azar para informar sobre el supuesto secuestro de un familiar y exigiendo el pago de un rescate bajo amenaza de matar al rehén si alguien llama a la Policía.
Si es víctima de este tipo de ilícito, la Policía de la provincia recomienda lo siguiente: No brinde ningún dato o información a la persona que lo está llamando, de ningún tema y menos sobre familiares que estuvieran ausentes en ese momento. Pida un teléfono de contacto de la presunta empresa desde la cual le están llamando para poder chequear la información.
Esté atento ya que, generalmente, estas personas se hacen pasar por policías, inspectores municipales o médicos.
Si el llamado procede desde un teléfono público ubicado en la cárcel, esta circunstancia le será informada por un mensaje automático previo. Rechace la comunicación si no tiene personas conocidas alojadas en establecimientos penitenciarios.
No llene cupones con datos telefónicos a desconocidos: ya sea en comercios, cines, boliches o en la calle.
No agendar en los celulares números con la palabra "mami" o "papi". Ponga nombres y evitará problemas en caso de que extravíe o le roben el celular.
Si recibe un llamado extorsivo
Corte la llamada: tenga presente que en caso de accidentes la Policía informa personalmente.
Mantenga la calma y comuníquese rápidamente al 911 (emergencia policial) dando cuenta de los pormenores del hecho. Personal policial le puede ofrecer asesoramiento y contención adecuada.
Contáctese con el familiar que no está en la casa y que supuestamente está "secuestrado".
Formule la denuncia en la dependencia policial jurisdiccional, en sede Judicial, a la autoridad policial más cercana a su domicilio o bien al Sistema de Emergencias 911. La extorsión es un delito y su deber como ciudadano es denunciarlo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora