Un triste final para un bebé de dos años que se encontraba jugando en una pileta plástico. El hecho ocurrió en Pichanal y se suma a otros casos registrados en diferentes puntos de la provincia.
Según informó la madre del niño a la policía, ella había dejado a su hijo en la pileta mientras estaba cocinando. Cuando volvió a verlo, se topó con la triste imagen de su hijo flotando en el agua sin realizar movimiento alguno. De inmediato extrajo al niño del lugar y solicitó ayuda.
Con la colaboración de sus vecinos, quienes llamaron a la ambulancia local, el menor fue traslado de urgencia al hospital local donde confirmaron el deceso. El caso quedó bajo la intervención la fiscalía de Pichanal quien ordenó se realice la autopsia al niño a cargo del médico de Cuerpo de Investigadores Fiscales.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora