A menos de una semana de la muerte de un niño que manejaba un cuatriciclo en Cariló, un adolescente corrió la misma suerte ayer por la tarde en una localidad santafesina. El accidente se produjo cuando el chico de 15 años se cayó del vehículo y falleció en el mismo lugar a raíz de los golpes que sufrió.
El episodio que conmocionó a la ciudad de San Lorenzo, ubicada unos 20 kilómetros al norte de Rosario, se registró este martes mientras una intensa lluvia caía sobre la región. Pasadas las 15, Martín Guido circulaba a bordo de un cuatriciclo por Moreno al 500 y entonces perdió el control del mismo, quedando tendido en la vereda frente a la Escuela número 218 Leandro N. Alem.
El cuerpo del adolescente fue trasladado posteriormente al Instituto Médico Legal de Rosario con el fin de determinar la causa de una muerte que fue casi instantánea. Mientras se esperan los resultados de la autopsia, los primeros testimonios recogidos por los investigadores apuntan que el menor cayó del rodado debido a la cantidad de agua que había sobre la calzada. Una versión preliminar sobre el accidente señala que el chico golpeó su cabeza contra un árbol al salir despedido del vehículo, aunque la misma aún no fue corroborada por fuentes oficiales.
Entre las cuestiones a dilucidar por parte de los investigadores se destaca la hipótesis de que Martín circulaba sin casco al momento del choque, el cual se produjo a pocas cuadras de la casa donde vive su familia.
Fuente: Clarín

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora