Volvieron a fracasar. Como ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires, Salta, Mendoza y buena parte del país, las encuestas no reflejaron los resultados del escrutinio nacional ni del territorio bonaerense. Lo único que acertaron es que hay balotaje.
Con algunos matices mínimos, todas las consultoras apostaron al conservadurismo y plantearon un escenario similar a las primarias. El libreto más o menos repetido rezaba que Daniel Scioli ostentaba unos 38, 39 puntos, mientras que Mauricio Macri arañaba los 30 puntos. Ni siquiera se acercaron. En esa línea se movió Mariel Fornoni, de Management & Fit. Al filo del cierre de la veda, dijo a la prensa: "Scioli está al límite del 40%, pero no llega (a imponerse en primera vuelta). Macri está a un paso de los 30 puntos. Y Massa tiene alrededor de 20 puntos". Solo se acercó a los guarismos del tigrense.
Un escenario similar planteó OPSM, de Enrique Zuleta Puceiro: Scioli tenía 38,4%, frente al 28,8% de Macri. Incluso planteó la posibilidad de que el candidato oficialista se imponga en la primera vuelta. "Scioli no ha llegado a los 40 puntos pero es posible que en estos días que quedan para los comicios pueda alcanzar ese objetivo", advirtió. También le dio 20,5% a Massa.
El ultraoficialista Artemio López, de la Consultora Equis, volvió a errar sus pronósticos teñidos de subjetividad. Había augurado un 41,7% para Scioli, que se iba a imponer en primera vuelta, superando fácilmente a Macri, que ni siquiera llegaba a los 30 puntos, y que iba a seguir perdiendo votos frente a un Sergio Massa en ascenso. "Hay una tendencia en los últimos 15 días a favor del líder del Frente Renovador", aseguró López, en lo que resultó ser un mero deseo. Mucho más holgada era la victoria de Scioli para Raúl Aragón: Scioli se imponía con el 39,9% y quedaba a un paso de evitar el balotaje y Macri apenas cosechaba 26,8%, muy cerca de Massa (23,9%). Poliarquía fue otra de las consultoras que ubicaban a Macri por debajo de los 30 puntos: Scioli, 37,1%; Macri, 26,2%; y Massa, 20,1%. Para propios y extraños, fueron algo muy extraño los errores cometidos por las encuestadora
Le "apuntaban" a Massa
Uno de los encuestadores más reconocidos en el ambiente político, Federico Aurelio, de Aresco, también apuntó al repunte del tigrense Sergio Massa y comentó que su recuperación había desterrado la polarización con el oficialismo a la que apostaba el frente Cambiemos.
Sus números le daban 40,5% a Scioli, 29% a Macri y 22% a Massa.
Rosendo Fraga, por su parte, auguró una victoria demasiado cómoda para Scioli.
"La mala noticia para el candidato oficialista es que puede haber segunda vuelta ante el riesgo de quedar un voto por debajo del 40 por ciento, pero la buena es que alcanzando este porcentaje probablemente no la habría, porque tiene más de 10 puntos sobre el segundo, que es Macri", anticipó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora