¿Cómo fue el cierre de este ciclo en la Escuela de Artes y Oficios?
Pudimos cumplir con los objetivos de acercarse a la comunidad, incluirlos y sumarlos al mercado del trabajo. Otros de los puntos que se logró alcanzar fue las conexiones con las empresas y gremios que tiene que ver con la producción. Gracias a la Cámara de Empresarios y Smata se pudieron concretar los talleres de mecánica de motos, textil y marroquinería. Fueron ellos los que aportaron la maquinaria para que los alumnos pudieran concretar sus estudios. Hemos trabajado mucho en la capacitación a los docentes. En la Escuela de Artes y Oficios no se necesita de personas que cumplen su horario y nada más, se necesita de docentes que transmitan sueños y la forma de insertarse.

Hubo presencia en los barrios...
Los talleres de la Escuela de Artes y Oficios no solo se dictaron en la sede de calle Independencia, sino también en los Centros Integradores Comunitarios (CIC) y centros vecinales de varios barrios de la ciudad. Se trabaja en cincos CIC y 8 centros vecinales.

¿Qué pasará el próximo año?
Lo que viene para el año debe definirse en las próximas semanas en función del cambio de autoridades. Es una realidad que la escuela seguirá, ahora lo que se debe analizar es cómo se ampliará la oferta.

Muchos piden seguir creciendo en lo que aprendieron...
Por ahora los cursos son anuales. Creo que se debe ampliar a un segundo y un tercer año porque la verdad es que nadie aprende un oficio en un año. Pero esto no está establecido dentro del funcionamiento de la escuela. Ahora la nueva intendencia es la que debe resolver qué acciones y qué lineamientos tomar. Estoy seguro que seguirán apostando a mejorar cada día más la educación y los talleres que son un reclamo de los alumnos.
¿Cómo se logra ser docente de la escuela?
Deben acercarse a la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de la ciudad de Salta. Allí deben hacer una nota solicitando integrar el cuerpo de profesores de la escuela. Esto queda a consideración de la oficina de Recursos Humanos que es la que tiene la última palabra para la contratación de los profesores.
Su mensaje en el cierre de esta gestión que lleva adelante desde 2008.
En el cierre de este año se entregaron 1.600 certificados y esto demuestra que la escuela es un espacio que se necesita y que debe crecer tanto en la planta docente como en los espacios. Las áreas de cultura y de deportes también deben capacitarse. No hay que olvidar que hay un grupo importante de personas que fueron sacadas del sistema y que para lograr integrarlas al mercado del trabajo deben ser capacitadas y rearmadas en la esperanza de que pueden cambiar su vida y de que su vida puede depender de un oficio.
Siguen faltando los impulsos económicos para este sector...
Sobre esa línea deben trabajar las otras áreas políticas. Estas personas deben contar con la posibilidad de acceder a un crédito para poder comprar una máquina. Por ejemplo, ¿qué hace un carpintero cuando la máquina que más utiliza sale 15 mil pesos? Esa persona no tiene un amigo que le preste la firma por cuatro años. Ahí es donde se debe trabajar en las condiciones más accesibles para el crédito. El gobernador Urtubey dijo que había una línea de crédito para los oficios, así que hay que hacer gestión.
De no continuar en la Escuela de Artes, ¿cómo sigue su vida?
Seguiré haciendo lo mío, trabajando en mi negocio, en los barrios. Yo empecé hace 30 años con el tema de los oficios, así que seguiré haciendo cosas. Estas capacitaciones no pueden desaparecer porque incluso ni en la parte privada se cuenta con instituciones que tengan tanta oferta de preparación. Hay mucha gente que quiere aprender un oficio y la gente debe saber que no hay un corredor de empresas para contratar gente, y hasta que llegue eso la gente se debe preparar. Hacen falta plomeros, gasistas, electricistas... Hacen falta y tienen que empezar a trabajar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora