Esta semana se llevó adelante una jornada de concientización en la lucha contra el dengue en la escuela Uriburu, de la ciudad de Tartagal.
La jornada fue ejemplar, ya que los padres participaron de una manera activa de las actividades y, junto a los docentes y alumnos de la institución, se abocaron a la realización de folletería y cartelería sobre los principales consejos para prevenir el dengue, la zika y la chikungunya.
"Usamos repelente, desmalezamos la casa, limpiamos la canaleta del techo y tapamos los tachos, todo ello ayuda para que mi familia esté sana", dijo en medios locales Daniela, una mamá que participó de la jornada.
Munidos de la folletería repartida por las principales autoridades sanitarias, empresas y organismos públicos, los papás presentes en la jornada también elaboraron su propia cartelería para distribuir en sus respectivos barrios.
Difusores
El objetivo de la campaña es trabajar de manera preventiva con los más pequeños y sus progenitores. Pero como muchos de éstos no pueden asistir por cuestiones laborales, la idea es que los mismos alumnos sean difusores de información preventiva en sus respectivos hogares sobre cómo evitar la propagación del mosquito Aedes aegypti, como así también precauciones para eliminar los criaderos.
Jornadas similares se replicaron en todo el país, ante el avance del dengue, el chikungunya y el zika.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora