A pesar del esfuerzo realizado por el Ejecutivo municipal de Gemes para abonar en forma completa los sueldos de septiembre a todos los dependientes, el paro de los municipales continúa, por lo que entrará hoy en su cuarta semana.
El pasado viernes la intendente Alejandra Fernández anunció el pago de los sueldos de septiembre dando cumplimiento a uno de los compromisos asumidos en las reuniones paritarias, de cancelar los haberes de los empleados de la comuna en tiempo y forma.
Al explicar la situación, Fernández recordó que su gestión "desde un principio se hizo difícil. La economía no es la misma que la del año pasado. La coparticipación vino con importantes recortes y esta comuna cuenta con sueldos muy elevados".
"Pero este mes tuvimos un incremento del 40% en la coparticipación provincial y por eso tengo mucha confianza en que vamos a ir normalizando la situación en los próximos meses", expresó la mandataria.
A pesar de haberse concretado el pago de los haberes de septiembre, los gremios ATE, UPCN y SOEM anunciaron, tras la última reunión mantenida con el gabinete municipal el viernes, la continuidad de la medida de fuerza que entraría hoy en su cuarta semana.
El desacuerdo entre la partes radica en el aumento salarial del 6% que fue otorgado por la Provincia además de los dos montos fijos de $530 por mes.
El municipio realizó una nueva propuesta de aumento, consistente en un monto de $800 para todos, en tres partes.
Si bien los 800 pesos podrían ser aceptado, los gremios exigen que sea en un solo pago. El pedido gremial ascendía a los $1.200. Las negociaciones aún no están cerradas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora