Asumió en diciembre de 2013 como ministra de Justicia de Salta y, para la tercera gestión del gobernador Manuel Urtubey, su cartera absorbió a Derechos Humanos, que hasta ahora conducía Marianela Cansino.
Días después de iniciar su nueva gestión, Calletti dialogó con El Tribuno y se refirió a la decisión de modificar el área que tiene a su cargo uno de los temas sociales más críticos: la violencia de género. Además, habló de la determinación de Mauricio Macri de designar a dos jueces de la Corte de Justicia de la Nación por decreto, si bien después se conoció que no asumirían hasta febrero por las críticas que recibió la decisión del Presidente.
"La democracia nos ha costado lágrimas, sudor y sangre a los argentinos. Tenemos que ser respetuosos del sistema de división de poderes", afirmó.
También se refirió a la discusión sobre el aborto en casos de violación en Salta. "Son debates que vamos a tener que dar, sin dudas", manifestó.
¿Por qué se tomó la decisión de unificar las carteras de Derechos Humanos y Justicia en un solo Ministerio?
Nosotros veníamos trabajando fuertemente en varias temáticas que originariamente eran de derechos humanos y luego el gobernador modificó la ley de ministerios.
En Justicia se venía trabajando en temas comunes como la asistencia a familiares de víctimas de delitos graves, género y capacitación de derechos humanos. Hemos intervenido en casos de trata de personas y crímenes de lesa humanidad.
Las temáticas de derechos humanos y justicia están muy vinculadas, a punto tal que la Nación y provincias como Córdoba, Buenos Aires y Santiago del Estero tienen toda la temática junta en una cartera.
De manera tal que entendíamos que era mucho mejor abordarla de manera unificada. El gobernador señaló en su discurso que todavía Salta la linda no era Salta la justa y entre los desafíos que planteó está la lucha contra la pobreza, el narcotráfico y la violencia de género. Estas dos últimas batallas son cuestiones en las que venía trabajando fuertemente.
Yo asumí en diciembre de 2013 y en enero de 2014 desfederalizamos las causas por microtráfico. Fue un desafío tremendo y con muy buenos resultados. En violencia de género hemos creado la emergencia social en la materia. Hemos trabajado fuertemente y este es el momento de hacer los ajustes correspondientes y profundizar.
¿No le puede restar importancia a alguna de las dos áreas esta unificación?
No, justamente es lo contrario. Hay un concepto que uso constantemente que es la sinergia. La fuerza del conjunto es mayor que la de las unidades y me parece que podemos potenciar y unificar. Tenemos muchos recursos del Estado que cuesta mucho administrar.
Hoy se tomó la decisión de unificar las dos carteras. Es muy difícil escindirlas en sí. Hoy se tomó la decisión de unificar las dos carteras. Es muy difícil escindirlas en sí.
¿Se suman los fondos que tenían ambos ministerios en un solo presupuesto?
Justamente estoy acomodando las estructuras. Se va a sumar a Justicia la parte del presupuesto destinada a las políticas públicas que se traspasan.
No todo Derechos Humanos pasa a Justicia. Por ejemplo, Asuntos Indígenas estaba en Derechos Humanos y ahora se transformó en un ministerio que también abarca Desarrollo Comunitario, donde quedará el área de asistencia crítica. La Secretaría de Deportes pasa a Gobierno, con lo cual, habrá que hacer una distribución proporcional del presupuesto en función de las competencias.
¿Sabe en este momento de cuánto sería el presupuesto para 2016?
No concretamente porque, de hecho, está absolutamente reestructurado y estamos tratando de hacer una distribución armónica. También se creó una Secretaría de Discapacidad que depende de Derechos Humanos y Justicia. Hay muchos cambios y estamos en esa reestructuración.
Pasó más de un año desde que se decretó la emergencia por violencia de género, ¿qué balance puede hacer teniendo en cuenta que los femicidios no disminuyeron todavía? ¿En qué cosas cree que hay que trabajar más fuerte el año que viene?
Si uno ve la página de ONU Mujeres, puede ver el problema de la violencia a nivel mundial. No hay país que escape. Si uno ve la página de ONU Mujeres, puede ver el problema de la violencia a nivel mundial. No hay país que escape.
Creo que los avances a partir de la declaración de la emergencia han sido muy buenos. Obviamente falta mucho más. Es una problemática que viene del principio de los tiempos.
Creo que un gran avance ha sido poner el tema en la agenda pública. Hoy tenemos cinco juzgados de violencia de género y defensores públicos de género para la víctima que no existían.
Si me preguntan si es suficiente, seguro que no. Las mujeres venimos en una lucha desigual. Hasta el lenguaje es sexista. El derecho ha sido concebido históricamente por hombres y basado en lo que los hombres creen que las mujeres queremos. Eso está cambiando. Hay que trabajar en grandes áreas como prevención, empoderamiento de la mujer, asistencia, contención, refugios, botones antipánico, protocolos para la protección de las mujeres y, finalmente, represión. Si el violento no tiene castigo, esa impunidad genera más violencia.
Otra cuestión que han reclamado las organizaciones de mujeres tiene que ver con el aborto en casos de violación. Consideran que en Salta hay más trabas que en otras provincias porque se exige que la víctima haga una denuncia policial o declaración jurada ante el Ministerio Público si quiere acceder a la interrupción del embarazo ¿Qué opinión tiene?
Ese es un gran debate que sin dudas vamos a dar. Independientemente de lo que es mi posición personal al respecto, si hay algo que ha caracterizado a este gobierno es que no hemos rehuido a ningún debate. Los problemas los pusimos nosotros mismos sobre la mesa y cuando tuvimos que rectificar un determinado curso de acción, lo hicimos. Ese tema lo hemos hablado con el Observatorio de Género, que también es una institución para destacar porque está formada por mujeres que han sido elegidas por concurso público. Son debates que vamos a tener que dar, sin dudas. Y en el Gobierno estamos abiertos a darlo y, en función de eso, tomar las decisiones correspondientes.
El nuevo Código Contravencional pone algún tipo de límite a las manifestaciones sociales porque establece que se necesita un permiso para hacer una protesta en la calle. ¿Cómo lo ve?
Hay una regla clara que uno no debe perder de vista y es el ejercicio razonable de los derechos. Es algo básico. Mis derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás. Hay una regla clara que uno no debe perder de vista y es el ejercicio razonable de los derechos. Es algo básico. Mis derechos terminan donde empiezan los derechos de los demás.
Nosotros queremos una convivencia pacífica, donde se respeten los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos. El derecho a manifestar la opinión pública es un derecho, pero también tenemos derecho a que se respete la circulación de los ciudadanos, a que una ambulancia pueda llegar a prestar el servicio de salud o a que se pueda prestar el servicio de seguridad. Es un tema en el que, en función de la norma que sirve de paraguas general, habrá que analizar la razonabilidad de las medidas. Soy una convencida de que mi derecho termina donde empieza el de los demás y es una regla fundamental para una convivencia pacífica. Tenemos una sociedad cada vez más violenta. Tenemos que empezar a respetar.
En relación con el Código Contravencional, también se volvió a debatir el tema de la zona roja, ¿le parece que es una medida apropiada crear un lugar donde se pueda ejercer la prostitución?
De hecho, el Código Contravencional no es que crea la zona roja, sino que delega el tema en cada municipio, que son los que van a regularlo. Tengamos en cuenta la autonomía municipal. Somos defensores del federalismo y de la autonomía de las provincias y los municipios. De hecho, el Código Contravencional no es que crea la zona roja, sino que delega el tema en cada municipio, que son los que van a regularlo. Tengamos en cuenta la autonomía municipal. Somos defensores del federalismo y de la autonomía de las provincias y los municipios.
Este código lo que hace es derivar el tema a la decisión de cada uno de los órganos deliberativos de cada municipio, que son los que tienen contacto directo con la ciudadanía. Habrá que ver qué dice cada municipio.
¿A usted le parece una buena medida la de crearlas?
A eso lo va a determinar cada municipio. Yo concretamente creo que tenemos que trabajar para que nuestras mujeres tengan opciones, para que no tengan que vivir en esas condiciones. Sin dudas, en el caso de la trata de personas estamos trabajando fuertemente y tenemos un equipo de rescate de la Policía.
¿Qué le parece el mecanismo que eligió el presidente Mauricio Macri para designar a dos jueces de la Corte Suprema de Justicia?
A título personal, creo que la democracia nos ha costado lágrimas, sudor y sangre a los argentinos. Tenemos que ser respetuosos del sistema de división de poderes y de las tradiciones y las instituciones argentinas. Me parece lo mejor que esta cuestión sea debatida en el Senado, como ha sido históricamente.
Hay un artículo de la Constitución que establece esta forma de designación de los empleos públicos en el caso de que estuviera de receso el Congreso. Quienes somos abogados sabemos que siempre tenemos dos lados de la biblioteca y distintas formas de interpretación de la norma.
Creo que los argentinos votaron en un momento por una propuesta en la que se enunciaba el debate y el consenso. El ámbito natural del debate en una república democrática es el Congreso. Así que celebro que el debate ahora vaya a darse en ese lugar.
¿La decisión tiene que salir de una decisión del Senado y no de un decreto?
Mi posición personal al respecto es que lo mejor es que el sistema sea como históricamente ha sido en la Argentina, es decir, la propuesta del Ejecutivo y amplio debate en el Senado.
Existe temor de que se frene el avance de las causas de lesa humanidad a partir de esta nueva gestión. ¿Qué cree que va a pasar con esto?
Yo espero que se deje actuar a la Justicia con total independencia. No puede haber freno a ningún tipo de causa judicial.
La Justicia es el último resguardo de la libertad de una sociedad, de manera tal que espero que así sea. No he escuchado concretamente manifestaciones en este sentido.
Me parece que cualquier posible comisión de un delito, y máxime si estamos hablando de crímenes de lesa humanidad, debe investigarse en profundidad porque es una gran deuda con las víctimas, con los familiares y con los argentinos que queremos sanar esas deudas en la historia.
¿Le parece correcto que los acusados de delitos de lesa humanidad estén en prisión domiciliaria, como ocurre con muchos casos en Salta?
Hacer una declaración en abstracto no sería serio de mi parte. Este tipo de prisión se concede en función de cada caso.
Hay una norma legal que considera circunstancias como la de personas de avanzada edad o los problemas graves de salud. Hay que ver cada caso en particular. Y hay que ser respetuosos de los derechos de todos.
¿Habrá juicios por jurado en 2016 en Salta?
Yo espero que así sea. Hemos avanzado en ese sentido. Hace poco vinieron especialistas de Estados Unidos para contarnos los aciertos y desaciertos del sistema. Yo estoy convencida de que es necesario que la Justicia se acerque a la gente y la gente a la Justicia. El juicio por jurado promueve la participación ciudadana y la administración de justicia.
Son 12 ciudadanos al lado de un magistrado administrando justicia. Estos ciudadanos son jueces de los hechos, no del derecho, y por eso no se requiere que sean abogados. Cuando empezamos a hablar de este tema nos dimos cuenta de que existía desconocimiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Joan Nebresk
Joan Nebresk · Hace 11 meses

Esta trans (muy parecida a Cris Miró) lo único que repite en todas las entrevistas es: "el Sr Gobernador dijo que Salta la Linda tiene que ser también Salta La Justa" y lo expresa como un lorito .... pero en fin... es el tipo de funcionario/a que le conviene a Él y fue elegida con el dedo sucio que de vez en cuando también se lo pier... Pido disculpas hoy estoy en la veta vulgar de mi intelecto. Hasta otro mejor día.


Se está leyendo ahora