*

PAMI perdió $ 1.000 millones por corrupción
El director del PAMI, Carlos Regazzoni, confirmó ayer que hizo una denuncia penal contra lo que llamó una "red de corrupción", que dentro del organismo vendía medicamentos supuestamente destinados a afiliados ya fallecidos.
"Advertimos patrones de consumo y faltas de controles en lugares que hacen sospechar que puede haber una red de corrupción. Y este modus operandi no solo ocurre con el PAMI, por lo que lo ponemos en mano de la Justicia", indicó el funcionario en conferencia de prensa.
"En los últimos dos años este desorden de uso de medicamentos costó a la institución $ 500 millones por año por lo menos, es decir, un uso indebido de medicamentos de por lo menos 1.000 millones de pesos en estos últimos dos años", aseguró Regazzoni y detalló, "cuando ingresamos a la institución empezamos a advertir que había un gasto exorbitante en remedios".
Según contó, las incongruencias no surgen solo en el informe interno: "Las propias entidades farmacéuticas informaban mensualmente de desvíos que detectaban en la venta de medicamentos".
Sin embargo, todavía no pudieron especificar el modus operandi, "Lo que vimos es que la falta de control es funcional a la operación de estas redes, que tienen que tener información interna", reveló Regazzoni, quien advirtió: "Migraban de provincia a provincia para no ser identificados, por lo cual es bastante difícil encontrarlos".
El funcionario adelantó que se están "poniendo en marcha una serie de mecanismos de control" para "reducir este gasto innecesario e invertirlo en las áreas que sí son necesarias".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...