Después de que se conociera la sorpresiva decisión de Cristóbal López de no renovar el contrato de 6-7-8 (un proyecto de su productora Grupo Indalo) con Canal 7, las repercusiones explotaron en las redes sociales y en medio del hermetismo de la mayoría de las integrantes del programa, las panelistas Sandra Russo y Mariana Moyano hicieron sus descargos.
Después del programa del viernes, con sabor a despedida, Russo hizo una reflexión en su cuenta de Facebook en la que termina preguntando con ironía: "¿Por qué ningún canal privado quiere a 6-7-8?". "Realmente todo fue tan vertiginoso en estos doce años, que a lo mejor nosotros no tomamos conciencia de lo que el programa construía, y lo que construía era un vínculo de amor. Yo no puedo creer que haya tantos periodistas que ni siquiera conciben esta experiencia. Para mí, es lo que le da sentido". El ministro Hernán Lombardi, al referirse al tema, afirmó: "Desde ese programa hubo agresión hacia quienes pensaban diferente. Nosotros vamos a estar orgullosos de tener a los que piensan diferente; los que no van a tener lugar son formatos que han hecho un zamarreo público de los que pensaban diferente". El Grupo Indalo tampoco le va a renovar los contratos a los integrantes de su programa. Con esta decisión, Cristóbal López decidió dejar fuera de la pantalla a los conductores Jorge Dorio y Carlos Barragán, así como a los panelistas Orlando Barone, Cynthia García, Sandra Russo, Nora Veiras, Dante Palma, Edgardo Mocca y Mariana Moyano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...