Después del frío que nuevamente se sintió estos días, hoy las condiciones del tiempo empezarían a mejorar; y para alivio de los salteños que prefieren el sol, habrá más días soleados.
De acuerdo al meteorólogo Ignacio Nieva, desde hoy circularán vientos del noreste, por lo que comenzará a subir la temperatura. La máxima llegaría hasta los 13 o 14 grados, y mañana, seguiría ascendiendo unos grados más, quedando en 15-16.
Para el martes, Nieva adelantó que se produciría una perturbación (o retroceso) en el tiempo que bajaría levemente la temperatura máxima a 13 o 14 grados. Desde el miércoles, las condiciones volverían a mejorar y, según las estimaciones, la máxima sobrepasaría los 15 grados, ubicándose entre los 17 y 19 hasta el jueves.
El próximo viernes sería un día cálido con temperaturas por arriba de los 20 grados.
Las mínimas
Ignacio Nieva indicó que estas noches hay probabilidades de que el cielo se despeje, por lo que se podrían producir nuevas heladas. Pero todo depende de la hora en que se produzca el despeje, dado que esto incide en el tiempo que luego tendrá la tierra para enfriarse.
"Pueden no haber heladas meteorológicas, pero sí agrometeorológicas. Estas se producen en los niveles más cercanos a la temperatura del suelo. Por ejemplo, 50 centímetros para abajo, la misma puede ser igual o inferior a cero grado. Es cuando el pasto amanece con escarcha", explicó el especialista del clima salteño.
Las heladas agrometeorológicas afectan, por lo general, el cultivo de hortalizas.
Nieva indicó que, según el pronóstico, mañana y el martes disminuiría la nubosidad y las temperaturas mínimas estarían entre los 2 y 3 grados; posteriormente, hasta el jueves, rondarían los 4-5 grados y en los días siguientes esta iría ascendiendo de a poco.
Esta vez el cambio del tiempo se sintió en Salta, debido a que el jueves último el viento zonda llevó ese día la temperatura máxima hasta los 28,6 grados con una humedad del 7 por ciento. De repente, el viernes con el ingreso de viento sur el cambio fue brusco.
Salta tuvo más de dos meses con fríos intensos y escasos días con sol. Consultado al respecto, Nieva señaló que para lo que resta de julio y agosto no se esperan temperaturas máximas tan bajas como las que hubo en mayo y junio pasados.
"Fue un enfriamiento que abarcó gran parte del país desde el 23 de abril. Hubo muchos días nublados y con temperaturas por debajo de los valores normales. Esa sucesión de días fríos se cortó y ahora tenemos alternancia. Más de lo habitual, un patrón más propio de nuestro invierno. Es poco probable que se repita", explicó Nieva.

Ya no hará tanto frío

Mayo de 2016 fue el más frío de los últimos 56 años. Todo el centro y norte del territorio argentino se vio afectado por temperaturas máximas muy bajas. Para lo que resta de este mes y parte de agosto, hay pocas probabilidades de que esto se repita.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora