Un fallo del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) señaló que hubo "conducta discriminatoria" del colegio 8.050 José Manuel Estrada contra dos exalumnos a los que no le renovaron la matrícula tras problemas suscitados con sus padres, en septiembre del año pasado.
Denise Santanna y su marido, Emiliano Villazón, habían solicitado la intervención del organismo por hechos a los que ellos califican de discriminatorios y xenófobos, y que lamentablemente, dejó sin asiento a sus hijos, de 5 y 11 años en aquel entonces. En la actualidad, los chicos, que eran buenos alumnos y nunca recibieron sanciones disciplinarias, ya no asisten al colegio privado Estrada.
De acuerdo al dictamen, de carácter no vinculante, el matrimonio mantuvo un conflicto con las autoridades del colegio por cuestionar las medidas de seguridad instrumentadas en un paseo escolar. En ese marco, Santanna asegura que una docente de la institución la insultó diciéndole "váyase a su país". Cabe recordar que la madre de los niños es brasileña.
Ella y su esposo sostienen que como consecuencia del conflicto las autoridades le negaron a sus hijos la posibilidad de continuar los estudios en la institución primaria.
Por otra parte, el escrito señala que la docente denunciada negó haber insultado a Santanna, y, por el contrario, afirmó que fue ella quien le faltó el respeto e insultó a docentes y directivos, por lo cual se optó por ejercer el derecho de admisión.
"... en razón de haberse deteriorado sin retorno la relación (...) a consecuencia de los hechos (...) aptos para quebrantar la necesaria confianza y colaboración que debe existir entre aquellos a quienes se le encarga la tarea de educar y los progenitores", argumentó la maestra.
La conclusión del Inadi es contundente: "El invocado derecho de admisión no solo resulta insuficiente al momento de fundamentar la represalia ejercida contra los niños/as por acciones de sus padres, sino que, además, deviene contrario al interés superior del niño y una limitación injustificada a su derecho a la educación".
"Sentará un precedente"

Tras un año del conflicto, Denise Santanna le dijo aEl Tribuno: "Como educadora y profesora universitaria creo que es un fallo que sentará precedente, ya que demuestra la existencia de actos discriminatorios y de arbitrariedad en el colegio Estrada".
La madre de los niños, además, agregó que "espero que sirva para que ningún niño sufra actos de esta naturaleza en ninguna institución educativa salteña. Aguardo a que el Gobierno de la Provincia de Salta tome cartas en el asunto".
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...