En un comunicado, el Banco Central se esforzó en destacar que hubo un 'sesgo contractivo' en la suba de tasas. Y aclaró además que, consolidando la intervención que simultáneamente hizo en el mercado secundario, la inyección fue de sólo $ 12.700 millones. 'El BCRA sigue procurando desacelerar a lo largo del año la tasa de expansión de los agregados monetarios, para hacerlos consistentes con una inflación en descenso', precisó.
De esta forma, la tasa de corte subió al 37 % en el plazo para 35 días, lo que significó un incremento de 585 puntos básicos respecto de la colocación precedente, cuando se ubicó en el 31,15 %. En tanto, las tasas de interés de los plazos a 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días fueron del 34,5%, 33%, 31,5%, 31,15%, 28% y 31,54%, respectivamente, lo que representó una suba de entre 300 y 400 puntos básicos frente a la operación concretada el martes pasado.
El incremento convalidado por el organismo monetario en la tasa de interés tiene como principal objetivo hacer más atractiva las colocaciones en peso y restar presión a la demanda de dólares. En el comunicado de prensa, el Banco Central informó que absorbió en términos brutos $ 35.842 millones a través de emisión primaria y secundaria de Lebac y que el 'efecto monetario neto' de la licitación fue una expansión de 15.329 millones de pesos, y de $ 12.700 millones si se suma el mercado secundario.
'Ese resultado es la contrapartida de una mayor preferencia por liquidez de los bancos en el contexto de la integración del efectivo mínimo característica del comienzo del mes', aclaró, además, la entidad que lidera Sturzenegger.
El BCRA complementó el ajuste con una suba en las tasas de pases, que son operaciones de liquidez que realiza con los bancos: las de los 'pasivos' pasaron del 18% al 25% a un día y del 20% al 26% a siete días; y las de los 'activos', del 34% al 36% y del 36% al 38%, respectivamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora