A pocas horas de haberse realizado por las calles de General Güemes la primera marcha en favor de la aparición de Natalia Sequeira, la menor de 17 años que se encuentra desaparecida desde el pasado miércoles 4 de mayo, su mamá, Silvina Argello, dijo ayer a El Tribuno que su hija es mucho más que una desaparecida. "Rogamos que esté bien y que vuelva con nosotros lo más pronto posible", dijo con vehemencia.
La mujer aclaró: "Cientos de rumores han corrido de boca en boca en Güemes, pero lo único real es que desde el momento que salió de nuestra casa Natalia jamás se volvió a comunicar con nosotros".
La mamá, además, criticó elípticamente la investigación inicial y para graficar dijo: "Sabían de un sospechoso y le dieron 48 horas para que también desapareciera. Hoy los únicos que buscan a mi hija somos nosotros y el personal de Gendarmería Nacional, las demás fuerzas solo colaboran".
Desde el momento en que se denunció su desaparición, no hubo razones ni circunstancias de peso que pudieran justificar su alejamiento voluntario y allí se comenzó a sospechar de un caso de coptación o trata.
Las únicas pistas fueron halladas en las redes sociales, donde se consignó el perfil de un sospechoso, joven, a quien habría conocido por la web.
Aunque ni familiares ni la policía inicialmente brindaron información sobre este caso, en las redes se habla mucho, pero nada con certeza. Al respecto, la familia dijo ayer: "No hay negociaciones, nadie se comunicó con la familia, no sabemos quién la tiene ni dónde puede estar, lo único cierto es que Natalia no aparece".
En tanto, Mariela Juárez, su madrina, dijo después de la marcha que "desde el lunes la causa pasó a manos de Gendarmería Nacional por considerarse un caso de trata de persona".
La primera medida adoptada por la fuerza nacional fue el allanamiento de un domicilio sobre calle San Lorenzo en la Banda Este.

"Allí tendría residencia el papá del principal sospechoso, que no sería un adolescente, como se dijo al principio, sino un hombre de 45 años aproximadamente", informó.
Perfil falso
Según fuentes de Güemes, todo comenzó con un contacto vía Facebook con una persona que utilizaba un perfil falso. Natalia fue engañada para que se aleje de su domicilio.
"Ella es un chica que no salía a ningún lado, no le conocimos novio, es una excelente hija, yo soy la madrina y estoy muy angustiada; quiero que vuelva, por favor que le permitan el regreso a casa, que no dejen de buscarla. Volvé Natalia, te lo ruego", fueron las desesperadas expresiones de su otra madrina Mónica Figueroa, entrevistada durante la marcha del miércoles.
Desde principio de semana la fuerza federal trabajó horas en la búsqueda de posibles pistas alternativas a las que trabajó la policía provincial, pero tal parece el nudo gordiano del caso está en la coptación a través de las redes sociales, donde delincuentes vinculados con la trata de personas con perfiles falsos atraen sobre todo a las chicas más jóvenes, entre ellas las adolescentes, estudiantes secundarias.
La Policía de General Güemes aseguró a este medio que todo lo que tenían sobre la desaparición de Natalia Sequeira le fue enviado a Gendarmería Nacional en la presunción de que se trataría de un delito federal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 6 meses

MALDITA POLICÍA


Se está leyendo ahora