En sus inicios, el segundo semestre era la meta para el Gobierno de Mauricio Macri. Con el paso de los meses, el escenario fue cambiando y los tiempos se fueron dilatando. Lo cierto es que ayer, en el precoloquio IDEA, el politólogo Sergio Berensztein y el economista Miguel Kiguel trazaron un panorama económico del país, al tiempo que señalaron que la economía va a crecer, pero pusieron distintos reparos.

Embed
Miguel Kiguel comenzó su disertación explicando que Argentina está atravesando una coyuntura macroeconómica difícil, pero que las perspectivas deberían ser positivas. "Las cosas deberían cambiar después del segundo semestre, que no es el primero de julio. En el primer semestre todas las variables llevaron a la contracción de la economía", comentó.
Esta situación se dio porque hubo una tasa de interés al 38%, el pago a los contratistas del sector público estuvo frenado durante seis meses, además hubo un aumento en las tarifas, en el tipo de cambio, en los precios y no se produjo un ajuste en los salarios. "Todo esto fue contractivo, pero se va a revertir en el segundo semestre. A los contratistas del Estado se les va a empezar a pagar y va empezar a haber más obras públicas, las tasas de interés que estaban en 38% ya están en 33% y seguramente van a bajar cuatro o cinco punto más rápidamente. Eso estimula", expresó el economista.
Además, para Kiguel, las jubilaciones que se van a pagar va a ser otro factor determinante. "Se va a poner casi el equivalente a un punto del producto en la calle a los jubilados para que gasten", comentó el disertante. Y agregó: "Aparte viene la plata del blanqueo, y algo va a derramar en la economía, y por último muchas empresas que están mirando están empezando a invertir. Por ahí no en las cantidades que uno esperaría, pero todo va en la dirección de la recuperación".
Según Kiguel, todos indica que la economía va a levantar. "Yo creo que va a ser una recuperación rápida, en líneas generales estamos encaminados a resolver estos temas. Creo que la inflación va a caer, probablemente no al nivel de lo que piensa el Gobierno", dijo.
Según el economista, el déficit fiscal va a seguir siendo alto, como venía siendo hasta el año pasado. Calificó a esta situación como un problema, pero que no va a ser grande. "Están dadas las condiciones para un crecimiento sano. El crecimiento de la democracia y una recuperación buena. Debería ser mucho más fácil esta crisis porque hay un Gobierno que está encarrilando la economía en la dirección correcta", dijo.

Cambio político

Para Sergio Berensztein, el país está entrando en un proceso de cambio muy significativo, en el cual hay una transición muy importante. Para el especialista, se está produciendo una "despresidencialización" del sistema político. "El presidente Macri propone que la política argentina funcione como dice la Constitución. Hay tres poderes en el Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) que son equivalentes", comentó el politólogo. Y agregó: "Esto significa un cambio espectacular, es una refundación de la política argentina, que siempre tuvo a la presidencia dominando el juego político".
El segundo cambio, al que hizo referencia Berensztein, tiene que ver con la modificación del papel del Estado en la economía. Él plantea que hay una "desestatización de la economía", lo que genera que el país tenga cada vez más una economía influenciada por mecanismos del mercado. El tercer cambio que se está produciendo es en el papel de Argentina en el mundo en cuanto a lo financiero y lo diplomático.
"Argentina era un caso muy característico de inestabilidad política que generaba muchos conflictos porque el presidente era el dueño de todo el juego. El resto de los poderes del Estado no tenían la capacidad de controlar al presidente, se sometían al presidente", comentó el conferencista. Y continuó: "Esto generaba una enorme fragmentación en el sistema político, porque había solo un actor importante y todos querían llegar a la presidencia. El presidente impulsó un incremento espectacular del tamaño del Estado y absolutamente ineficaz". Para Berensztein, Cambiemos no dio un giro de 180 grados en su posición política, pero sí hizo un cambio hacia las decisiones correctas.
En su conclusión, el politólogo planteó tres escenarios posibles para el futuro del gobierno de Macri. El primero plantea que bajará la inflación, con un crecimiento gradual, un contexto internacional favorable, las tensiones sociales serán moderadas y contentibles y el oficialismo tendrá un buen desempeño en las elecciones legislativas de 2017.
En segundo lugar planteó un contexto más moderado, donde Cambiemos tendrá que lidiar con algunos problemas. El crecimiento será moderado, habrá un contexto incierto a nivel mundial, será difícil contener las tensiones sociales, las elecciones de 2017 serán complejas, y el peronismo moderado estará fortalecido de cara a las presidenciales de 2019.
El tercer escenario es pesimista, en el cual la inflación bajará, pero el crecimiento no llega por dudas respecto a la gobernabilidad y la consistencia de la política económica y los conflictos sociales serán intensificados con algunos desbordes en los centros urbanos.

Sergio Berensztein POLITÓLOGO

"Argentina está entrando en un proceso de cambio muy significativo, en el cual hay una transición muy importante".
"Argentina era un caso muy característico de inestabilidad política, que generaba muchos conflictos".
"Cambiemos no dio un giro de 180 grados en su posición política, pero sí hizo un cambio hacia la decisión correcta".

Miguel Kiguel ECONOMISTA

"Las cosas deberían cambiar después del segundo semestre, que no es el primero de julio".
"El primer semestre fue un semestre donde todas las variables llevaron a la contracción de la economía".
"Muchas empresas están empezando a invertir, por ahí no en las cantidades que uno esperaría".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora