El diputado Máximo Kirchner, líder de La Cámpora, afirmó hoy que el acuerdo al que llegó el gobierno de Mauricio Macri con los fondos buitre para el pago de la deuda en default fue "pésimo" y calificó de "engañapichanga" la propuesta a los gobernadores de endeudamiento de las provincias. "Fue un pésimo acuerdo. Pésimo. Y habrá que ver a futuro cuáles son las consecuencias que tengamos, tanto por los holdins (los que aceptaron los canjes de 2005 y 2010) hacia atrás y también cómo será el empalme de deuda hacia adelante", planteó el legislador del Frente para la Victoria. En declaraciones a Radio del Plata, sostuvo que el Gobierno les propone a los gobernadores un "engañapichanga", para que las provincias se endeuden, "porque se endeudarán en dólares para sostener la política monetaria del Banco Central", afirmó. "Hay que ver cuáles son y la calidad de los dólares que van a venir a la Argentina. Pueden venir para diferentes cuestiones las inversiones. Si vienen, por ejemplo, a colocarse en pesos por las tasas de interés en pesos y salir ganando mucho en dólares, la verdad es que no las necesitamos. Si vienen a comprar la pequeña y mediana empresa nuestra como una baratija, también va a ser un problema", aseveró Máximo Kirchner. El hijo de la expresidenta Cristina Kirchner también cuestionó con dureza la salida del cepo cambiario, porque a su criterio llevó al gobierno a una solución sin otro camino que acordar con los fondos buitre. "Algunos se sacan el sombrero ante el cepo, pero tendrían que preguntarle a la gente cómo la está pasando, porque la salida de estos controles cambiarios, o como quieran llamarle, fue pésima para todos los argentinos. Y llevó a un camino sin salida, que es arreglar de cualquier manera con los fondos buitres", aseveró. "Se inició un proceso que no sabían cómo llevarlo adelante y terminaron yendo al pie de Paul Singer", completó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...