El presidente Mauricio Macri anunció ayer la puesta en marcha de un plan nacional de vivienda que prevé construir 120.000 casas y crear 200 mil fuentes de trabajo.
La iniciativa que busca contrarrestar el avance de la ley antidespidos aprobada el miércoles por el Senado con el voto opositor.
En ese marco, el mandatario ponderó el proyecto oficial de Primer Empleo, iniciativa que fue enviada esta semana al Congreso, al afirmar que "ese es el camino para hacer crecer el país", lo que contrastó con los proyectos opositores que buscan dictar la emergencia ocupacional asegurando que "no se consigue trabajo desde la arbitrariedad".
Macri estuvo acompañado de la Gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, del ministro del Interior, Rogelio Frigerio entre otros, también resaltó la presencia de Raúl Castells.
El proyecto
El plan de viviendas "incluirá, entre otros aspectos la construcción de 120.000 unidades en todo el país, la entrega de 300 mil títulos de propiedad y la continuidad del Pro.Cre.Ar", según se informó oficialmente.
Al respecto, se puntualizó que el relanzamiento de dicho programa implementado por la administración kirchnerista será de "175.000 créditos a tasa subsidiada y una mayor transparencia en su otorgamiento".
En esta nueva etapa, el ProCreAr ya no será adjudicado por sorteo, sino que se otorgará en base a una calificación que formularán los institutos sociales provinciales. El crédito podrá ser utilizado tanto para la construcción de viviendas nuevas como para la adquisición de inmuebles usados.
Desde el Gobierno nacional se aseguró que con este plan se crearán 200.000 nuevos puestos de trabajo y se reactivará la industria de la construcción en todas las provincias, como uno de los pilares para el impulso de las economías regionales.
Además, se lanzarán 300.000 títulos de propiedad para que las familias puedan acceder al derecho de la vivienda propia, y lanzarán 456.000 microcréditos a tasa de interés 0 (cero) para hacer reformas habitacionales o para mejoras edilicias.
Un déficit crónico
De acuerdo a estimaciones oficiales, hay un déficit de aproximadamente un millón de viviendas, (el Presidente ayer habló de 1,6 millones ) aunque hay deficiencias estructurales en otros 2,5 millones de hogares.
Para atender ese problema el Gobierno destinaría $100.000 millones en el lapso de los próximos cuatro años.

En busca de transparencia

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, advirtió ayer que el desarrollo económico y la inclusión social no pueden alcanzarse en un marco de "falta de convivencia, corrupción y despilfarro".
"En un marco de anomia, falta de convivencia, corrupción y despilfarro es inimaginable el desarrollo económico, y mucho menos la inclusión social", señaló el funcionario.
El ministro consideró que "los recursos que se pierden (por la corrupción) podrían haberse destinado a objetivos nobles".
Además, dijo que "para la Argentina, la falta de transparencia es una deuda histórica. Por eso, el Gobierno tiene como una bandera primordial la transparencia de los datos públicos".

Macri, contra el avance de la ley de emergencia laboral

El Presidente criticó duramente su aprobación en la Cámara de Senadores. Durante el anuncio del plan de viviendas, el Presidente cargó nuevamente contra el proyecto de ley antidespidos, ya aprobado por el Senado, y advirtió que esa iniciativa "destruye el trabajo de los argentinos".
El mandatario, que ya se había referido de manera crítica a la posibilidad de aprobar ese proyecto, sostuvo que para generar puestos de trabajo en el país "no es el camino" el que "ha emprendido nuevamente la política equivocada en el Senado de la Nación".
"Y me sorprende, porque hasta al senador (del Frente para la Victoria Miguel Ángel) Pichetto lo escuché decir que ya habían puesto una ley para prohibir despidos, creando la doble indemnización en la época de (el expresidente Eduardo) Duhalde y no había funcionado, por lo cual no había que hacerlo", lanzó el jefe de Estado.
El líder del PRO insistió en sus críticas al jefe del bloque kirchnerista en la Cámara Alta: "No entiendo al senador Pichetto, dice una cosa y después hace otra. Impulsa a votar una ley que destruye el trabajo de los argentinos, que los perjudica" aseguró.
"No solo voy a generar empleo y en cada momento voy a decir la verdad y la verdad es que no es el camino el de esa ley, que no funcionó. Entonces, ¿por qué repetir las cosas que no funcionan y engañar a la gente si sabemos que vamos a conseguir trabajo, no desde la arbitrariedad sino desde la creatividad y la innovación?", añadió.
Macri subrayó que desde su asunción está "resolviendo todos los problemas que tenían que ver con conflictos" y destacó que lo seguirá haciendo "más allá de las cosas y las trabas y los bloqueos" que le pongan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora