Martín no quiere ir más al colegio. Uno de los chicos de su grado lo molesta, le rompió un libro y los compañeros solo atinan a reirse. Esta situación se vive a diario en muchas escuelas. Por esta problemática, dos colegios salteños quieren sumarse a un programa europeo para vencer la violencia escolar.
Tanto los colegios Belgrano y Santa María buscan implementar el programa de Finlandia denominado KiVa, que trabaja sobre la figura del "observador" del conflicto, donde hay un acosador y un acosado.
Para bajar este plan, Tiina Mƒkelƒ, doctora en Educación de la Universidad de Turku de Finlandia, llegó a Salta para capacitar durante tres días a los docentes de los dos colegios, y a los equipos que implementarán el programa.
La iniciativa
"El KiVa es un programa nacido en Finlandia, uno de los países del mundo que tiene la mejor educación, uno de los mayores presupuestos destinados a esta área y siempre está en los primeros lugares de las pruebas de calidad educativa", dijo Daniel Torres Jiménez, representante legal del Colegio Belgrano.
Torres dijo que KiVa es un programa antiintimidación, que fue testeado en más de 1.500 establecimiento. Hoy en día se aplica en 25 países del mundo, entre ellos Estados Unidos, Bélgica, Estonia, Francia, Italia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Sudáfrica. Y los colegios salteños serían los primeros del país en sumarse a esta iniciativa.
"La metodología que tiene busca disminuir de manera fuerte el acoso escolar, que se produce de una persona a otra. Hay un acosador, un acosado y un observador", señaló el directivo del colegio Belgrano
La idea es trabajar en empoderar a los observadores y que la actitud de los acosadores no sea motivo de fiesta. "Queremos incluir en la currícula el programa KiVa, que los alumnos aprendan y sepan cuando hay acoso, que lo rechacen y que en vez de reirse, avisen a un mayor", aseguró.
Ser proactivos
En el fondo se busca que los observadores no se callen, que actúen. Eso hace que por oposición y al tener una actitud negativa, el acosador sea rechazado por los compañeros. "Hay que trabajar en un ambiente saludable, así es más fácil aprender", señaló Torres.
El colegio Belgrano tiene 1.400 alumnos. Al ser consultado sobre la cantidad de casos de violencia que se presentan en el colegio, Torres afirmó que "tenemos como en todas las instituciones. Tratamos de actuar rápido y trabajar con los padres y un grupo de profesionales".
La capacitación a los docentes es el primer paso para poner en marcha esta iniciativa, ya que se trata de un programa a mediano y largo plazo, que habrá que adaptarlo a la realidad socio-cultural de Salta. Desde el colegio Belgrano se mostraron muy conformes de poder trabajar en red con otra institución, como el Santa María.
La profesora finlandesa Mƒkelƒ capacitará esa semana a todos los docentes de los colegios intervinientes y a los equipos que implementarán el programa. También mantendrá una reunión con el ministro de Educación.
Hoy a las 11.30 habrá una conferencia de prensa en el colegio Belgrano para dar detalles sobre la puesta en marcha del programa.
d
d

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora