La crisis financiera del interior de la provincia comenzó a hacerse notar en media docena de comunas, donde los respectivos intendentes no pudieron pagar los sueldos de marzo todavía, por lo que los empleados lanzaron medidas de fuerza de diferente intensidad.
En todos los casos el reclamo es el mismo: falta de pago de los sueldos de marzo y en algunos se agregan otros ítems como aumentos acordados y no liquidados.
Las municipalidades que vienen con problemas esta semana son las de Güemes, Cerrillos, Cafayate San Carlos, Coronel Moldes y la Viña.
En Güemes, los municipales llevaron a cabo ayer un paro con movilización en reclamos por el pago de la segunda mitad del sueldo de marzo y el 60% del aumento de febrero. Unos 90 obreros acompañados por sindicalistas de SOEM, UPCN y ATE, cortaron el tránsito vehicular de la ruta nacional 34 a media mañana, por espacio de media hora, y luego se desplazaron al edificio municipal, donde realizaron un acampe sobre la calle peatonal en espera de noticias sobre el pago de sueldo.
"No es una medida de fuerza contra la intendente, porque sabemos de la falta del envío de fondos por parte del Gobierno provincial. Creo que son 12 los municipios en condiciones similares a la nuestra. Por eso salimos a la ruta. Instamos a las autoridades provinciales a cumplir con los envíos correspondientes", expresó Geronimo López, de UPCN.
El secretario de Gobierno local, Walter Segerer, dijo que "nosotros prometimos el pago para el miércoles, en base a promesas de la Provincia. Ellos no cumplieron y eso nos trajo este problema. Entendemos las necesidades de los obreros. Tal vez puedan cobrar mañana".

Cerrillos

Sin fondos propios y con menos coparticipación de la esperada, la comuna adeuda marzo y afronta otros reclamos gremiales. Ayer, Cerrillos seguía gestionando ante Hacienda provincial una partida de coparticipación para hacer frente a los sueldos de los más de 300 trabajadores que tiene la comuna, teniendo en cuenta que en la cadena de reducciones, "la Provincia bajó un 23% los envíos coparticipables mientras que, por menor recaudación, la Nación a su vez bajó casi un 50% la coparticipación a las provincias", según explicó Yolanda Vega, la jefa comunal cerrillana, quien agregó que la recaudación propia disminuyó a su vez un 40% estos meses.
Los trabajadores piden el pago de marzo, la ayuda escolar, indumentaria y que se regularice el pago de $154 que se descontó erróneamente en febrero.
La huelga afectó la recolección de residuos, el desmalezamiento y actividades administrativas. Cabe señalar que la recolección se hace en forma parcial y por zonas.
Vega recordó además que para hoy, a las 11, está prevista una audiencia de conciliación en la Secretaría de Trabajo entre la comuna y ATE. No obstante, la intendenta se reuniócon el secretario general de ese gremio, Juan Arroyo, para acercar posiciones y al concluir, el sindicalista pidió acatar la conciliación para evitar una multa que podría rondar en los $600 mil.

Moldes, Quijano y La Viña

Los problemas económicos en el Valle de Lerma también afectaron a dos de las comunas del extremo sur, como son Coronel Moldes y La Viña, que tampoco puedan hacer frente a los sueldos de sus empleados. En el caso de Moldes, cabe recordar, el intendente Osvaldo García fue desplazado ante la profunda crisis en la que entró la comuna desde mediados del año pasado.
El flamante interventor, Rodolfo Antonelli, advirtió apenas asumió su cargo que la Municipalidad no podría seguir afrontando tantos compromisos salariales "porque los números no cierran". Por eso, los municipales entraron en estado de asamblea, ante la zozobra de no saber si conservarán sus puestos.
En La Viña y Campo Quijano, en tanto, los reclamos por el pago de sueldos se hicieron sentir y los municipales están también de paro.

Cafayate y San Carlos

En el Valle Calchaquí la situación no es muy diferente, dado que los muncipales de Cafayate y San Carlos mantienen medidas de fuerza desde el lunes y por el mismo motivo: falta de pago de los sueldos. Ayer hubo otra marcha de los obreros cafayateños por las calles del pueblo, de la que participaron unas 90 personas y los servicios esenciales no se prestaron.
Cristian Haviar, delegado de ATE, informó al respecto que "el paro lo cumple un 90% del personal de la comuna de Cafayate y un 60% de los de San Carlos, porque allí hay mucha gente contratada que prefiere cuidar su puesto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia