Es interesante lo que la imaginación del hombre puede llevar a cabo. Tal es el caso de un parche cuya única finalidad es usarla en contra del olor de las flatulencias que despide el cuerpo. Este producto puede parecer chistoso y hasta se puede pensar que no existe, pero existe y se vende desde hace un tiempo en una tienda online de Estados Unidos. Este producto no tardará mucho en llegar a nuestro país. Su precio es de aproximadamente 80 pesos por una unidad y de 200 pesos por un kit de tres.
El parche que oculta el olor de las flatulencias se llama Flatulence Deodorizer y consiste en un parche que se pega a la ropa interior y absorbe el mal olor de las flatulencias transformándolas.
Su mejor característica es que está equipado con un perfume especial entre las capas que permiten que la persona huela todo el día a menta, sin importar si tiene malestares gástricos que puedan intimidarlo.
El parche está realizado en un material específico que retiene el aire con mal olor y lo transforma a un aroma común que disimula la liberación del gas. Tiene pegamento en una de sus capas para adherirlo a la tela y se puede retirar, lavar y volver a usar.
Más allá del chiste escatológico de este descubrimiento, para muchas personas podría resultar útil. Aunque la mala noticia es que cada vez que se sienta olor a menta en el ambiente, alguien sospechará de quién habrá sido la persona que se animó a liberar un gas en público.
Para las personas que sufren malestar por retener gases, esta es, sin dudas, una gran oportunidad de sentirse mejor.

Luego de un choque sólo hablaba chino

Un australiano sufrió el llamado "síndrome del idioma extranjero". "Me desperté de un coma y sólo podía hablar chino mandarín", dijo Ben McMahon, un australiano que habla chino mandarín a la perfección; pero las razones detrás de su dominio del idioma son dramáticas: un accidente de auto.
Ben McMahon actualmente presenta su propio programa de televisión en chino mandarín. Pero no siempre fue así.
"Recuerdo esa mañana, desayunando en la cama pero, aparte de eso, no recuerdo nada más", le contó a la BBC.
Ben sufrió un horrible accidente automovilístico que lo dejó una semana en coma. Y, cuando despertó sólo era capaz de hablar en chino mandarín. El joven, que ahora tiene 24 años, había estudiado el idioma en la escuela, pero nunca lo llegó a hablar con fluidez antes del accidente, luego del cual, Ben era incapaz de expresarse en inglés, su lengua materna.

¿Qué sucedió?

El lugar exacto del cerebro donde se desarrolla nuestra capacidad para aprender idiomas todavía es un misterio, pero el área que normalmente se asocia con el lenguaje es el lóbulo frontal del hemisferio izquierdo, conocida como el área de Broca.
Ben durante el accidente, estaba sentado en el lado izquierdo del auto y sufrió daños en el lado izquierdo de su cabeza, especialmente en el lóbulo frontal. Los expertos creen que lo que le sucedió a Ben pudo deberse a una lesión en el área de Broca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 8 meses

No hay nada nuevo bajo el sol... En la Francia del S. XV las damas llevaban al lecho amatorio pequeñas vejigas rellenas con lavanda pulverizada, las que exprimían en el momento justo. Lo que llevó a un rey británico que regresaba de un fugaz encuentro del otro lado del Canal de La Mancha a confiarle a uno de sus asistentes que "Las señoras francesas se tiran unos pedos deliciosos..."

luisito tano
luisito tano · Hace 8 meses

para las viejas del centro de jubilados, para vos nena campeone, jajajaja


Se está leyendo ahora