Paris SG sufrió en Montpellier (3-0) su derrota más dura en la Ligue 1 desde noviembre de 2011, y el primer proyecto de Unai Emery sufrió un duro golpe este sábado en la 16ª fecha del campeonato francés.
Esta derrota hace que el duelo del próximo domingo ante el Niza en París sea casi una final para los hombres de Unai Emery.
El líder Niza recibe el domingo al Toulouse (8º), y llegará a París con cuatro unidades de ventaja sobre el PSG, segundo en la tabla, si vence al conjunto del sur de Francia.
Sorprendidos por un gol de Paul Lasne antes del descanso (42) y otro de bella factura de Ellyes Skhiri justo después (48), el PSG, que llevaba cinco victorias consecutivas, recibió una nueva bofetada con un gol de Ryad Boudebouz (80).
El conjunto parisino no caía por tres goles de diferencia desde noviembre de 2011, cuando perdió 3-0 ante el Olympique de Marsella.
El Montpellier, último campeón de Francia antes de la hegemonía del PSG (2012), y que hacía 12 años que no superaba en su estadio a los parisinos en la liga, ganó oxígeno en la carrera por la permanencia.
Las ausencias en el PSG del italiano Marco Verratti (lesionado en el muslo), y de Thiago Motta, por descanso, se hicieron notar en el centro del campo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...