*

Paritarias: otro escollo que tendrá que superar el gobierno de Macri
Gremialistas de diferentes extracciones coincidieron ayer en rechazar la posibilidad de un techo de aumento salarial para las paritarias, en respuesta a una propuesta que al respecto había lanzado el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aunque ese condicionamiento fue posteriormente descartado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. "Hablar de una pauta de inflación no es hablar de un techo para las paritarias, que son libres", sostuvo Peña en una conferencia de prensa, luego de que Triaca admitiera que es posible fijar un tope del 25%, similar a la suba general de precios proyectada por el Gobierno para todo el año.

Cruce de los gremios
Las declaraciones del titular de la cartera laboral fueron cuestionadas por distintas figuras del sindicalismo, entre las que se destacaron el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, y el de la CTA, Hugo Yasky. Al margen de ese desacuerdo, el gobierno y los sindicalistas coincidieron en la variante de habilitar acuerdos por semestre, a los efectos de evitar desfases en uno u otro sentido en medio del período de negociación. Por el contrario, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, rechazó la posibilidad de que el sector fabril otorgue un incremento del 30% en la próximas paritarias y se mostró partidario de un acuerdo anual. "Ese porcentaje está muy lejos de lo que se debería estimar como inflación para 2016 y no lo veo, con carácter general, que pueda ser un número ideal", remarcó.
Moyano advirtió: "Si son paritarias libres, son paritarias libres, ahora, si quieren limitar las paritarias que lo digan: Vamos a limitar las paritarias. Y, entonces, empezamos a hablar en otro idioma", en tanto Yasky señaló que la pretensión de ponerle un techo a las paritarias es inaceptable.
Por su parte, el secretario general del gremio de judiciales, Julio Piumato, se mostró más conciliador y afirmó que no es momento para que los trabajadores "saquen ventaja ante la situación delicada del país", aunque enfatizó que las negociaciones no deben tener ni piso ni techo.
Triaca aseguró que es posible fijar un techo del 25% en las paritarias, "no solo porque tenemos este programa antiinflacionario, sino también porque algunas medidas que el Gobierno va a tomar en relación a los impuestos que cargan el bolsillo de los trabajadores", en referencia a la anunciada suba del mínimo no imponible de Ganancias.
Al respecto, precisó que el proyecto de ley de modificación de Ganancias se presentará el 1 de marzo en el inicio del período ordinario de sesiones, aunque los cambios serán retroactivos a enero.
Posteriormente, Peña intentó explicar las declaraciones de Triaca, al señalar: "Lo que el ministro planteó es que nosotros consideramos que la inflación va a ser del 25%, lo que no quiere decir que estemos planteando un techo a las paritarias". Asimismo, recordó que las negociaciones duran varios meses, arrancan en enero y terminan en octubre, cada sector es una realidad distinta y se incluye a los trabajadores en blanco y con sindicato, porque saben que hay muchísimos trabajadores que no están en esa situación.
"Tratamos de ver con los sindicatos una estrategia conjunta para que los trabajadores mantengan su poder adquisitivo", expresó. En otro orden, Triaca resaltó que las negociaciones son entre partes, y el Estado va a velar para que se llegue a un acuerdo, aunque admitió que si es una solución, más allá de lo engorroso que es negociar cada seis meses, lo van a avalar.
En el mismo sentido se expresó Yasky al señalar que puede ser una alternativa negociar paritarias semestrales teniendo en cuenta que no tienen a ciencia cierta una dimensión de lo que puede ser el impacto del poder adquisitivo del salario de medidas como el tarifazo que se acaba de anunciar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...