La Federación de Petroleros Privados de la República Argentina, que nuclea a los sindicatos representativos de las 5 cuencas (Noroeste, Austral, Cuyana, Neuquina y Golfo San Jorge) iniciaron el lunes, a las 0, un paro de actividades por tiempo indeterminado en los sectores yacimiento y refinería de todo el país. En el caso de las refinerías, las afectadas son las de Campo Durán (Salta), Santa Fe, Bahía Blanca, Campana, Dock Sud y Mendoza.
Alberto Romero, secretario general del sindicato que nuclea a los trabajadores de las provincias de Salta y Jujuy, explicó: "Convocados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, estábamos en una conciliación obligatoria, pero los plazos se vencieron el pasado viernes 27, por lo que las partes en conflicto, federación y cámaras que nuclean a las empresas del sector de los hicrocarburos, quedamos en libertad de acción para tomar las medidas que creamos convenientes".
"Por tal motivo a las 0 hs. del lunes hemos iniciado una medida de fuerza total en los sectores yacimiento y refinerías. En el caso de estas últimas, como es de entender, el paro de las plantas -tanto de yacimientos como de refinerías- lleva algunas horas por lo que estimamos que hasta el medio día de hoy (por ayer) ya habremos alcanzado el paro total en los dos sectores".
El sindicalista, que integra la Federación Nacional de Petroleros Privados, agregó: "La medida de fuerza obedece a un reclamo de índole salarial. Hemos llegado a esta instancia sin siquiera haber tenido una discusión con las cámaras, porque no acercaron ningún tipo de propuesta".
Desde la federación que integran los sindicatos de Salta y Jujuy, Tierra del Fuego, Cuenca Austral, Mendoza y Bahía Blanca habían pedido un 20% para el primer semestre más una suma fija. "Las cámaras no solo han rechazado la propuesta sino que tampoco recibimos ningún ofrecimiento. La medida, por cierto, que afectará la normal provisión de combustibles y derivados, lo que se hará sentir en todo el país en cuestión de horas", dijo Romero.
La postura de las empresas del sector fue de posponer la discusión salarial hasta julio próximo, lo que fue rechazado por los gremios.
"En definitiva, las empresas no han ofrecido nada mientras los sindicatos hemos tomado como base un incremento del 20% para el primer semestre, además de una suma fija. El año pasado en el sector refinería habíamos recibido esa suma fija de $9.600 por lo que este años consedirábamos que esa suma debía tener también un incremento del 20 por ciento", precisó Romero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora