La ciudad fronteriza es un hervidero, no solo por las altísimas temperaturas de un verano que está en la puerta, sino porque los conflictos no le dan respiro.
En los últimos tres días, un grupo de empleados municipales que responden al gremio de ATE, insisten con reclamos laborales y salariales y lo hacen con medidas de fuerza que afectan al conjunto de la comunidad. No lograron consensuar con la comuna, a diferencia de los gremios de UTM, UPCN y CTA, y aseguran que continuarán la protesta hasta las últimas consecuencias.
Desde el miércoles último cortaron la avenida San Martín, principal arteria de acceso, por lo que el tránsito de camiones en una ciudad que tiene en la actividad comercial su principal fuente de ingresos se vio fuertemente afectada.
Al corte de la calle se sumó una toma del edificio municipal, por lo que según pudo saberse, el fiscal penal Armando Cazón pediría la intervención del juez Nelso Aramayo para que ordene el desalojo.
Los reclamos
El pago de sueldos hasta el 5 de cada mes, un aumento de $175 en las asignaciones familiares por cada hijo menor de 18 años, y el pase a la planta permanente de unos 60 empleados contratados con cuatro años de antigedad, entre otros de planta política son los principales pedidos que plantearon los delegados de ATE.
"Cuando estábamos a punto de firmar el acta acuerdo con el intendente (Rubén) Méndez, pretendieron incorporar una cláusula para que los gremios no hagamos ningún tipo de reclamos en los próximos dos años. Eso significaría vender nuestra autonomía y, por lo tanto, se frenó el acuerdo. Hicimos una asamblea y decidimos continuar con la medida de fuerza", le explicó a El Tribuno el delegado de los estatales en la zona norte, Fermín Hoyos.
Los fondos
Salvador Mazza tiene presupuestados para sus gastos de 2016 un total de 124 millones de pesos y según el intendente, en sueldos se gastan 3,5 millones de pesos mensuales, de los cuales 1 millón es para la planta política.
"Cuando discutimos el aumento de las asignaciones familiares para que se equiparen con las de la provincia en $675, discutimos con el jefe comunal. No entendemos en qué se gasta el dinero si es evidente que en esta ciudad no hay obras, está descuidada. Nos dijo que por cuestiones de ingresos es imposible pagar antes del 10, y por eso los contratados cobran hasta el 19 de cada mes. Él dice que cobra 12 mil pesos mensuales. ¿Quién le cree?", se preguntó Hoyos.
El dirigente sindical explicó finalmente que el municipio de frontera "recibe más de 5 millones de peaje, sumado a la recaudación del área comercial, coparticipación nacional y provincial, regalías, entre otros ingresos. Sin embargo no hay ninguna obra para decir que están gastando la plata en beneficio de la gente".
Simultáneamente a los reclamos del gremio, varios empleados revelaron que hay serias irregularidades y revelaron "aprietes". Aseguran que "anualmente, muchos deben ceder entre 20 mil y 25 mil pesos anuales al gremio, que abonan en cuotas mensuales. Esto lo hacen para mantener la fuente laboral, porque si no sos empleado municipal ni tenés un comercio, en este pueblo no podés sostener a tu familia porque no hay industrias, fábricas ni nada para emplearse".
Cabe señalar que la Municipalidad tiene un total de 480 empleados y en este conflicto medió el titular de la comisaría 40, Edgardo Tejerina. donde se hicieron las negociaciones que finalmente fracasaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...