*

Parodi chocó a dos policías y le echan la culpa a las vacas en Finca Las Costa s
El jefe de Gabinete, Carlos Parodi, protagonizó ayer un accidente de tránsito que terminó con un policía en grave estado, mientras que por ese siniestro y otro relacionado a aquel hay dos policías heridos.
Todo sucedió anoche entre las 19.40 y las 20, en el camino de tierra que va desde la circunvalación oeste a Finca Las Costas. Esa es una ruta de tierra, sin iluminación y por donde transitan animales sueltos, especialmente vacas.
Todas las versiones coinciden en que hubo dos accidentes. El primero ocurrió a cerca de la circunvalación oeste, cuando el jefe de la subcomisaría de Finca Las Costas, comisario principal Sergio Rosales -que iba en moto- chocó contra una vaca. Tras caer, el conductor de una trafic blanca se detuvo a auxiliarlo. Llamaron a la subcomisaría, de donde partieron los policías César Villagra y Alfredo Quipildor, en una moto. Conducía Villagra.
En este punto se dividen la versión que dieron el jefe de la Unidad Regional N´1 comisario Bautista Díaz y el secretario de Comunicaciones del Gobierno, Matías Rodríguez, con la de familiares de los heridos y otros testigos.

El relato oficial

Según lo reconstruido por las autoridades, habían pasado 20 minutos del choque de Rosales. Villagra y Quipildor ya habían salido desde la subcomisaría para auxiliar a su jefe y por el lugar del accidente pasó el ministro Parodi, quien iba en una camioneta Amarok (patente LNP463) a Finca Las Costas. Los dos policías y Parodi iban en direcciones opuestas e iban a cruzarse.
A unos 100 metros del lugar donde Rosales era atendido, las mismas vacas que antes habían originado el primer choque se cruzaron por la ruta.
"Los policías, en mitad del camino se dieron con un grupo de animales vacunos, detrás de ellos también venía una camioneta (la de Parodi). Como consecuencia de los animales se produce la colisión entre la camioneta y la moto", dijo el comisario Díaz a un grupo de periodistas y camarógrafos que anoche relevaban lo sucedido.
La camioneta Amarok gris, que conducía el jefe de Gabinete, quedó en medio del camino, mientras que sobre una de las banquinas estaba tirada la moto de los dos policías.
Norma Garbizu MADRE DE ROSALES Mi hijo estaba tirado en medio de la ruta. ¿Por qué el ministro no paró cuando le hicieron señas? Yo espero que se sepa la verdad y no porque ese señor sea ministro se oculten las cosas. Lo que pasó es grave.
Quipildor quedó con una pierna debajo de la camioneta. El primer diagnóstico era fractura de fémur y maxilar más politraumatismos. La ambulancia lo llevó en código rojo al hospital San Bernardo, donde pasó directo al quirófano. Después de la medianoche ya estaba estabilizado.
Villagra sufrió politraumatismos y traumatismo encéfalo craneano. Al igual que Rosales -quien llegó con las rodillas ensangrentadas a la guardia médica- fueron internados en el Sanatorio San Roque.
Parodi no sufrió golpes ni heridas. "Está en estado de shock y preocupación; iba solo, en un vehículo particular. Apenas sucedió el choque hizo los llamados para pedir asistencia y se puso a disposición. Irá al CIF para que le realicen todos los estudios de rigor y luego a los hospitales donde están internados los policías", señaló Rodríguez.

La otra historia

Otro es el relato de las familias de los policías. Y la principal diferencia es que en el segundo accidente, el que protagonizó Parodi, no hubo ninguna vaca en el camino.
La esposa de Rosales, Natalia López, llegó al lugar pocos minutos después del accidente. "Cuando llegué un señor me contó que la camioneta (de Parodi) iba a más de 100 kilómetros por hora y que en ningún momento intentó parar a pesar de que le hicieron señas", dijo.
Sobre las vacas negó haberlas visto en el camino. "Sospecho que se fueron después del choque". Entre el lugar de un siniestro y otro hay poco más de 100 metros de distancia, en un camino recto, con lo cual se ven los dos sitios.
Las hermanas de Rosales, Yéssica y Verónica, también relativizaron la presencia de vacas. "No es justificativo que estaba oscuro para no ver las vacas, porque la camioneta que conducía Parodi tiene una luz bastante potente que permite ver a una larga distancia", afirmó Yéssica.
Un testigo que prefirió no identificarse afirmó que "no hubo ninguna vaca en el segundo accidente". Y remarcó la alta velocidad en la habría circulado la camioneta del funcionario provincial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...