El avance de vendedores ambulantes y peloteros continúa sobre el parque San Martín, pese a las constantes denuncias de vecinos de la zona, quienes vieron como en los últimos años el principal espacio verde de la capital salteña se convirtió en una feria ilegal sin ningún tipo de control. Tierra de nadie.
Carros de panchos, choripanes, hamburguesas, ollas sobre anafes para freír papas y buñuelos, puestos donde se ofrecen desde productos electrónicos hasta porciones de tortas, manteros con artesanías y juguetes importados. La oferta comercial en la vereda de la avenida San Martín, desde la plaza del lago hasta calle Lerma, abarca casi todos los rubros. El intenso aroma de las frituras y demás comidas también son parte del paseo.
En otro sector del parque, entre Mendoza y San Juan, los peloteros abarcan casi la mitad de la Plaza a la Madre. Algunos llegan hasta 10 metros de alto y el constante ruido de los generadores eléctricos y compresores que se usan para mantenerlos inflados exaspera a los vecinos del lugar.
Con la misma impunidad, los propietarios de los peloteros y otros divertimentos ingresan con sus camionetas a la plaza para montar el negocio. Las maniobras se repiten todos los días desde que comenzaron las vacaciones escolares, denunciaron vecinos a El Tribuno.

parque san martin.jpg
Beyonce & Bruno Mars - Formation Super Bowl 2016

"Es insoportable el ruido durante todo el día de los motores de los peloteros. Es increíble la falta de control", dijo, indignado, Ramiro Ulivarri, quien vive sobre calle San Juan.
Más allá del uso y abuso del espacio público, ¿quién certifica la seguridad de los juegos inflables? Basta recordar la muerte de Ximena Ailén Choque, la niña de ocho años que cayó desde un pelotero que se desinfló repentinamente, para dimensionar el posible peligro de esas estructuras. La tragedia ocurrió en febrero de 2009 en la ciudad de Salta.
Desidia
¿Basureros? Muy pocos ¿Basura? Mucha. Los lunes a la mañana, tras fines de semana con miles de visitantes, el parque San Martín se parece más a un vertedero que al principal pulmón verde de la ciudad.
Esa desidia quizá sea la explicación de la muerte de cientos de peces que aparecieron flotando en el lago semanas atrás, aunque un informe oficial responsabilizó a "las altas temperaturas" por el siniestro.
"El parque es como el patio de mi casa, pero me da vergenza el estado de abandono en el que se encuentra, lleno de suciedad y sin césped por los peloteros", se lamentó Lucía Moreno, quien vive al frente de la Plaza a la Madre.

parque san martin2.jpg
Los puestos de comidas no cumplen con los requisitos de salubridad e higiene. Jan Touzeau

" id="1144348-Grande-73287161_embed">
Los puestos de comidas no cumplen con los requisitos de salubridad e higiene. Jan Touzeau


Una película ya vista
El titular de Control Comercial de la Municipalidad, Nicolás Avellaneda, afirmó a este medio que tantos vendedores ambulantes como peloteros serán erradicados del parque.
"Tratamos de hacer un trabajo sutil, porque si bien va haber un control riguroso no dejamos de entender que hay una problemática laboral", dijo el funcionario.
Mientras, vecinos de la zona temen que estén viendo una película repetida. La misma que derivó en el paseo comercial de exvendedores ambulantes que creó la gestión de Miguel Isa hace siete años en el parque San Martín, sobre el pasaje Beltrán y calle Lavalle. Por cierto, esa feria con 240 puestos ya cuenta con tres prórrogas del Concejo Deliberante para seguir en el lugar y no hubo ningún avance para concretar su traslado, como se había comprometido el anterior intendente.

parque san martin3.jpg
Uno de los carteles instalados en la
Uno de los carteles instalados en la "zona roja".

Prostitución e indigentes, otra realidad
El descontrol en la zona del parque se extiende a otras problemáticas. Los vecinos del parque San Martín padecen otros atropellos además de la actividad de los vendedores ambulantes. En la zona, sobre todo cerca del Hogar Escuela, la oferta sexual se brinda con total impunidad a cualquier hora del día. Habitantes del lugar mantuvieron reuniones con concejales en las que plantearon crear una zona roja, pero en otro punto de la ciudad. Denunciaron, además, que en el sector observaron la explotación sexual de menores de edad.
La presencia de personas en situación de calle que duermen en el parque y hasta usan el espacio verde como baño público también preocupa a los vecinos. "Hace cinco años que venimos tocando puertas para que resuelvan esta situación", dijo semanas atrás a El Tribuno Juan Salas, quien vive en Mendoza al 100.
parque san martin4.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...