Un pasajero de un vuelo Fráncfort-Belgrado de Lufthansa que ayer intentó "hacer algo" con una de las puertas del aparato fue inmovilizado y luego entregado a la policía, indicó la aerolínea alemana.
"Un hombre se levantó de su asiento e intentó hacer algo con una puerta pero fue detenido por los miembros de la tripulación y otros pasajeros", declaró a AFP Andreas Bartels, portavoz de Lufthansa.
Se trataba de una "puerta de acceso y de salida normal" del aparato y no de "la puerta del cockpit", agregó, desmintiendo las informaciones de la televisión púbica serbia (RTS).
Tras el incidente, el pasajero fue "mantenido en su asiento hasta el final del vuelo". Cuando el avión aterrizó de manera "totalmente segura" en Belgrado a mediodía fue "entregado a las autoridades" serbias, indicó Bartels, sin dar detalles sobre su identidad.
El portavoz de Lufthansa no quiso comentar las informaciones de RTS según las cuales se trata de un jordano que también tendría pasaporte estadounidense.
Según la prensa serbia, el hombre, que se llamaría Laken, dijo haber perdido la razón y aseguró querer unirse a Alá junto a los demás pasajeros. Luego, según la misma fuente, habría sido inmovilizado con la ayuda de jugadores del equipo de balonmano del club serbio Vojvodina Novi Sad que estaban en el avión, aunque Lufthansa no confirmó esta información.
La amenaza latente del EI
La amenaza latente y cierta de atentados terroristas del Estado Islámico en puntos no solo europeos sino de otros lugares con afluencia turística del viejo continente llevó a la Unión Europea a emitir un listado de sitios que no hay que visitar. Son: El Cairo, Túnez, Nueva Delhi y Marruecos. Estos sitios son destinos turísticos, para muchos europeos, que suelen escogerlos para pasar vacaciones exóticas de fin de año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora