Un hombre de alrededor de 30 años que se masturbó y eyaculó sobre una pasajera de la línea A de subterráneos fue duramente golpeado por el resto del pasaje, que lo bajó de la formación y lo entregó a la Policía.
El hecho ocurrió el lunes en hora pico, cuando una formación de subterráneos estaba en la estación Pasco, con destino a Plaza de Mayo, y el abusador manchó con semen a una mujer.
Tras el shock inicial, la mujer comenzó a gritar "asqueroso, hijo de puta".
Los indignados pasajeros comenzaron a golpearlo y a las piñas lo bajaron en la estación Pasco, donde lo entregaron a efectivos de la Policía Metropolitana, que tras esposarlo lo tuvieron retenido durante una hora en el andén, mientras varias mujeres que iban en las distintas formaciones le sacaban fotos para luego escracharlo.
Ahora el abusador podría pagar una multa de hasta 15 mil pesos por "actos de exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros".
En las redes sociales trascendió incluso un video donde se ve a la pasajera que fue víctima del ataque que le grita: "Vos sos una escoria, mirá cómo me dejaste el pantalón, hijo de p...", le dice a los gritos en el andén. El hombre, en el piso, solo pide: "No me escrachen".
Según se informó, en un principio el hombre fue acusado por "exhibiciones obscenas", un delito contra la integridad sexual.
Pero luego el caso fue caratulado como "abuso sexual", que es más grave. Por las exhibiciones podría ser condenado a pagar una multa de entre 1.000 y 15.000 pesos.
Mientras que el abuso es un delito en el que interviene el juzgado de instrucción de turno porteño, con penas de entre 6 meses y 4 años de prisión, aunque es excarcelable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora