Contar con un espacio al aire libre, donde sentarse a leer o disfrutar de los rayos del sol, puede cambiarle la vida a cualquiera, incluso, en los meses fríos. Desayunar en el balcón o preparar una rica carne asada en el patio pueden aliviar la rutina diaria sin necesidad de estar de vacaciones. Es por eso que los muebles de jardín cobran cada vez más protagonismo. Sillas, bancos y reposeras ya no son meros objetos utilitarios: son, además, piezas de diseño. Aquí, un repaso por las últimas tendencias:
- Hamacas: Hace algunos años, algunos fabricantes buscaron revivir las "hamacas Hollywood" (sillones de jardín con forma de hamaca y techados, que suelen verse en muchas películas hollywoodenses), pero éstos no terminaron de cuajar entre los compradores Sin embargo, las hamacas siguen en alza, pero más bien en forma de cestos colgantes para una persona, por ejemplo. Muchas tienen forma de huevo, lo que permite sentirse envuelto en un confortable capullo. Una alternativa más pequeña son los silloncitos con forma de hamaca paraguaya. Son muy prácticos, ya que se los puede fijar por fuera de la terraza o el balcón, colgados de un árbol en medio del jardín.
- Accesorios: Cada vez más fabricantes proponen alfombras para exteriores para el balcón, la terraza o para crear espacios para sentarse sobre el césped. También se estilan los murales resistentes al agua y una iluminación parecida a la de los salones de estar, pero para el jardín.
- Color amarillo: A tono con la luz del sol, los fabricantes apuestan por el amarillo. La paleta va del amarillo limón a un amarillo azafranado o mantecoso. No hace falta cambiar todos los muebles pensando en el amarillo: muchos colores de temporadas anteriores, como el azul, el blanco, el arena y el beige siguen vigentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia