La residencial Villa Los Tarcos oeste, de Cerrillos, es asediada por patotas de jóvenes inadaptados y violentos.
Los vecinos ya no saben a quién recurrir. Señalan que la Policía no les da respuestas, ni realiza tareas de prevención y que sufren una profunda sentimiento de desprotección.
Como para muestra solo hace falta un botón, un indignante hecho de inseguridad, que pudo evitarse, tuvo como víctima a la familia Guerra Aguilera, cuya vivienda se encuentra ubicada en la intersección de Juan Velarde y Merrupe.
Desde la mañana del sábado advirtieron a la comisaría 13 de Cerrillos sobre el enfrentamiento de patotas en el lugar.
La respuesta, según contaron los vecinos, fue "que no contaban con móviles y que concurrían al lugar después (...). No hubo solo una llamado de advertencia, sino varios", contó Daniela, una de las damnificadas. Pero, según el relato, no se tomaron medidas preventivas ni de disuasión.
Uno de los miembros de la familia Guerra Aguilera, durante el pico máximo de tensión entre los jóvenes violentos les rogó que depusieran su actitud e intentó proteger los vehículos de su propiedad, que habían quedado en el centro de la escena. Luego de un cruce de insultos, pedradas y amenazas entre las patotas, retornó la calma. Y según la gente del lugar, la policía no se hizo presente.

Venganza

Al parecer la intervención de los vecinos de Villa Los Tarcos fue el detonante de la "venganza" de los violentos, ya que alrededor de las 16, al menos dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta reaparecieron en el lugar y apedrearon salvajemente uno de los vehículos de los Guerra Aguilera, un Peugeot 206 bordó, provocandole cuantiosos daños.
ayuto.jpg
El auto apedreado por los patoteros. 
El auto apedreado por los patoteros.
A las costosas pérdidas materiales que sufrieron los Guerra Aguilera, se suma el temor en el que vive ahora esta familia de reconocidos docentes.
"No son pocas las amenazas que están realizando a través de vecinos, para que no digamos, ni denunciemos nada. La gente sabe de quiénes se trata, pero tienen miedo. Eso es algo que le compete a la policía averiguar, rastrear a los agresores que han sumergido al barrio en un profundo temor por la inseguridad", explicó la joven profesora de idiomas.
Luego de los hechos, los Guerra Aguilera fueron a la comisaría local a plantear la situación y pidieron hablar con la responsable de la UOP 13 para que los asesore sobre cómo plantear la cuestión legal y los pasos a seguir.
"Eran las 18 y nos dijeron que hasta las 22 no nos iba a poder atender. No pudimos hacer nada en ese momento, porque no sabíamos cómo encararlo. Pero ahora nos estamos asesorando y radicaremos las denuncias correspondientes", concluyeron las víctimas de la violenta tarde que se vivió el sábado en Cerrillos.

Mensajes

Como prueba de sus desesperados pedidos de auxilio a la Policía, uno de los vecinos damnificados exhibió a El Tribuno capturas de pantalla de mensajes de texto enviados al WIN, es decir, teléfono celular de la comisario a cargo de la dependencia.
"Comisario, esta mañana me comuniqué con su comisaría y hablé con el oficial por pedradas en villa Los Tarcos. Le informo que acaban de pasar en moto y me apedrearon uno de mis autos. La felicito por la ineficacia", escribió Iván, el vecino damnificado.
"¿Quien es Ud.?", respondieron desde el WIN. Tras lo cual el vecino se identificó.
"Cuando quiera hablamos. Ya recomendé patrullaje por su zona", respondieron desde el WIN.

"Están con detenidos"

Tras la serie de mensajes que envió el vecino al que patoteros le apedrearon el auto al WIN de la comisario, desde ese teléfono le contestaron: "Están con detenidos, ya lo atiende la oficial". "Le están mintiendo a usted", volvió a escribir él, cansado de tanta espera. "Mientras en la comisaría siguen tomando mate, aquí están apretando a los vecinos para que no delaten a los patoteros", dice el último mensaje de él.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 2 meses

ESCUADRÓN DE LA MUERTE YÁAAAAAAA, qué Policía las pelotas, empleados de mierda, cuando se los necesita nunca están, y tenemos que seguir manteniéndolos, dejémonos de joder yá, hagámos las cosas por nuestra cuenta, ésto no va a terminar si no ponemos de nuestra parte, yá basta!!!!!, LA JUSTICIA QUE TENEMOS NO SIRVE, NI LOS JUECES, QUE TENEMOS QUE MANTENER, qué BÁRBARO Y, TODAVÍA TENEMOS QUE PAGARLES.

americo guillermo  gonzalez
americo guillermo gonzalez · Hace 2 meses

la policiiiiiiiiiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaaaaa???????????????????????????????????????????????????????????????????????????????'''


Se está leyendo ahora