Fernando Aguilar, vecino de Los Alisos, no dio rodeos para caracterizar la actuación de los políticos al respecto del canal. "Hace dos meses vino Isa, hizo su acto con juegos en la plaza, que después se los llevaron, y después de eso no se apareció nadie más. Dejaron cosas a medio hacer", dijo.
El Tribuno consultó a la actual funcionaria que deberá hacerse responsable por concluir la obra, la arquitecta Beatríz Blanco, quien aseguró que "terminar con la pavimentación allí es una prioridad, sin eso no se puede esperar que el canal funcione de forma excelente". Sucede que el escurrimiento de los líquidos requiere de las pendientes dadas por el pavimento de las calles.
Consultada sobre cuándo se atendería la urgencia de los vecinos, la titular de la repartición municipal respondió: "Es una de las primeras cosas que vamos a hacer cuando se resuelva la provisión de recursos". Y añadió al respecto: "Esta semana estamos teniendo varias reuniones con la gente de Hacienda".
Indignados y desoídos
Los vecinos aseguran que cuando se planificó la obra, y los profesionales recorrieron el lugar, ellos les advirtieron la necesidad de no considerar esa zona como un sector secundario porque allí se acumulaba mucha agua. "Les dijimos que acá era una zona crítica, pero los ingenieros fueron caprichosos y no nos escucharon", acusó María del Carmen Janco.
También dispararon contra Isa, ya que lo acusaron de haber llevado a la plaza para el día de la inauguración juegos, que después se llevó. "Cuando vinieron con los medios trajeron juegos a la plaza y máquinas a la calle que nunca habíamos visto. Pero a los pocos días se llevaron los juegos, fue puro montaje para que parezca que estaba todo perfecto", remató María del Carmen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Luis Ricardo Díaz
Luis Ricardo Díaz · Hace 10 meses

MIÉRCOLES, COMO PEGÁS CON GOLPES BAJOS ROMERO. DEJATE DE NOTAS POLÍTICAS Y RESIGNATE A QUE SOS EL PASADO. NO VAS A CONSEGUIR VOLVER CON NOTAS DESACREDITANTES EN EL DIARIO. YA FUISTE ROMERO.


Se está leyendo ahora