La abogada de los trabajadores que habrían sufrido una intoxicación por un aparente fosforado en la planta de estufado comunitario de tabaco de Rosario de Lerma, solicitará a la Justicia la exhumación y posterior autopsia del cadáver del extinto trabajador Roberto Batallanes para corroborar la causa de su muerte. "No podemos determinar si es intoxicación porque se están evaluando las causas, hay estudios que se practicaron y estamos esperando resultados", expresaron el viernes a El Tribuno desde el San Bernardo.
"La denuncia es por abandono de persona en el caso del operario fallecido. El pedido formal para este lunes será al Ministerio de Trabajo como al de Medio Ambiente para la clausura inmediata del predio del estufado. Son cinco las personas afectadas y quizás puede haber más. Si hay responsables deben responder ante la Justicia", explicó a El Tribuno la abogada Mariela López Teseyra.
La representante legal de los trabajadores Roberto Batallanes y Juan Mamaní, expresó que desde un principio los médicos coincidieron en que se trataba de una severa intoxicación. "Está claro que es una intoxicación, los médicos lo adelantaron. En los registros de la historia clínica los mencionan de forma tajante. Evidentemente la ART quiere cubrir este episodio diciendo que es ajeno a su responsabilidad. Deben responder desde los encargados del predio hasta la aseguradora al momento que ocurrieron estas intoxicaciones", agregó.
El centro de estufado comunitario se consiguió con los aportes del Fondo Especial del Tabaco. En diferentes localidades del Valle de Lerma están instaladas. Fueron pergeñadas tanto para la erradicación del uso de mano de obra infantil, como para la eliminación de la contaminación con nitrosaminas, el compuesto orgánico que en altas dosis está asociado con el cáncer.
Los centros comunitarios de estufados cuentan con 440 estufas del tipo bulk curing (curado a granel). Este tipo de estufas por sus características, no necesitan de mano de obra para encañar y desencañar. La combustión indirecta que se utiliza elimina la contaminación con nitrosaminas, mejorando la competitividad del tabaco salteño.
Entre este jueves 11 y el viernes 19 de febrero pasado cinco operarios del centro de estufado de Rosario de Lerma cayeron internados presumiblemente intoxicados con fosforados. Lamentablemente, el miércoles 16, falleció Roberto Batallanes. De los otros cuatro, dos fueron dados de alta, y dos más siguen internados en delicado estado de salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia