De la tensión al abrazo sentido, así fue el momento que vivieron los abogados defensores de los cuatro policías. Marcelo Arancibia junto a Pedro García Castiella, defendieron a Burgos; César Figueroa contó con la defensa de Arancibia y Nicolás Vedia. Arias y Cruz, defendidos por Gabriela Martínez y Juan Casabella.
"Fue un fallo justo y valiente porque no ha habido prueba en contra de ellos, demuestra también que hubo una investigación mal direccionada en contra de la Policía Motorizada y nos costó como defensa demostrar todos los errores que hubo en la investigación y por eso llegamos a la conclusión de que esta gente es inocente", expresó Castiella. "Hasta el último segundo estuve seguro de su inocencia, hasta que me acerqué a saludar a Figueroa que me dijo "doctor, nosotros no fuimos''. Eso da la tranquilidad espiritual de que se hizo justicia con este fallo, agregó.
Por su parte, el experimentado abogado, Marcelo Arancibia, expresó: "Hemos hecho un trabajo en conjunto muy bien complementado, fueron 44 días con una sana convivencia que tuvo como denominador común hacer valer los derechos de Burgos y Figueroa con la absolución lisa y llana. No hubo dudas que no cometieron ningún delito, el Tribunal fue correcto en la valoración de las pruebas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora