Pedro Javier Arancibia tiene 35 años y es abogado. Casado con dos hijas, el salteño realizó sus estudios en la Universidad Nacional de Córdoba y ejerce desde el 2006. A su corta edad, prefiere no ser un obsesivo del trabajo y disfrutar de su familia y sus amigos. "No soy un obsesivo del trabajo, más bien en esta etapa de mi vida trato de buscar un equilibrio entre familia, trabajo y actividades personales como el deporte y la capacitación", reconoce.
¿Por qué eligió ser abogado?
Elegí ser abogado más que todo por lo cautivante que parecía actuar en defensa de los derechos civiles. Particularmente por la referencia que encontraba en mi tío Marcelo Arancibia y en otros profesionales que conocía y admiraba desde niño. Luego de incursionar durante algunos años en distintos temas de la abogacía, actualmente me especializo en daños y perjuicios, querellas penales y litigios de interés público.
Le gusta hacer deportes, ¿alguno 
en particular?

Hasta la Universidad jugaba al fútbol en Belgrano de Córdoba. Después, desde el segundo año de facultad, dejé para dedicarme a estudiar. Actualmente hago trail (correr en montaña), natación y ciclismo de montaña (MTB).
¿En 2015 estuvo fuera del país con su familia, en España, por qué se fue?
Estuve en Madrid haciendo un master de Derechos Fundamentales en la Universidad Autónoma. Fue una experiencia inolvidable el vivir con la familia afuera, conocer bastante de Europa, hacer amigos, capacitarnos, reflexionar sobre tantas cosas, uno de los mejores años de mi vida.
Desde otro lugar, ¿cómo vio a la Argentina?
Hay que comprender que Europa y Argentina son realidades diferentes y deben valorarse de distinta manera y de ambas se rescatan cosas valiosas y también nos indignamos de situaciones negativas. Pero ello, surge de comprender que hay cuestiones comunes al mundo global que sí es necesario dimensionar para conocer hacia dónde podemos ir. Que nuestro país se encuentra en construcción y que debe debatir y resolver situaciones sociales y culturales de base para evolucionar, pero que al mismo tiempo tiene un potencial enorme que se debe valorar con humildad y no con arrogancia. Que la clave, sin llegar a ser simplista, es cultivar la igualdad de oportunidades y los principios democráticos en las nuevas generaciones.
¿Qué opinión tiene de la Justicia a nivel provincial y a nivel nacional?
En cuanto al Poder Judicial, tanto provincial como nacional, debe intensificarse el trabajo en busca de su independencia, puesto que, sin generalizar, evidencia una fuerte dependencia al Poder Ejecutivo que se encuentre en funciones. Lo mismo ocurre con el Ministerio Público Fiscal. Y para ello resulta esencial instalar un nuevo sistema de elección de jueces y fiscales, que no se valga preferentemente de amistades y compromisos sino que en una rigurosa designación se valore la idoneidad profesional pero también la experiencia y conocimiento del mundo real y cotidiano. Hoy existe una distancia injustificada entre la sociedad y quienes aplican y promueven las leyes. El ciudadano sabe que es débil la división de poderes, que la oposición legislativa no es tal, pacta y se acopla al Ejecutivo de turno, por más que la haya votado casi la mitad de la población y el Poder Judicial en muchos casos selecciona los casos que le interesa poner en debate y discusión si ello aporta a una tendencia partidaria.
¿Qué anhela en su vida?
Ser feliz con mis afectos íntimos; una sociedad salteña menos desigual que se movilice por una vida digna de los que menos tienen y que nos concientizamos profundamente sobre el cuidado del medio ambiente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 4 meses

MUY BUENA LA NOTA Y EL PENSAMIENTO DE ESTE JOVEN ABOGADO. CUANDO HABLA DE NUEVO SISTEMA DE ELECCION DE JUECES Y FISCALES, ME ACORDABA DE MAXI TROYANO Y TANTÍSIMOS OTROS QUE AÚN SIGUEN SIENDO ESTUDIANTES. LO UNICO QUE DISCREPO ES QUE ADEMAS DEL PODER JUDICIAL, QUIEN PONE LOS TEMAS Y LA AGENDA DIARIA SON LOS GRANDES MEDIOS QUE CONSTRUYERON SU PODERÍO CON CORRUPCIÓN Y MANCHADOS DE SANGRE (LÉASE GRUPO CLARIN) OCULTANDO LA REALIDAD DE UNA ARGENTINA QUE SE CAE A PEDAZOS. ¿Qué anhela en su vida?


Se está leyendo ahora