Manchalá abre un nuevo round y esta vez el ring estuvo dispuesto en el edificio mismo del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta.
Ayer hubo sorpresas durante la sesión 30 de ese cuerpo legislativo, donde se iba a tratar el presupuesto municipal.
Al mediodía un grupo de HIJOS Salta ingresó al predio ubicado enfrente del barrio Casino y quiso entrar a la sesión donde estaban los concejales.
Los militantes de DDHH protestaron por la reciente derogación de la ordenanza 37/12, por la que el mismo Concejo Deliberante había dispuesto la demolición del monumento al denominado "Combate de Manchalá", que se erigía en el predio del Ejército en Salta.
La iniciativa de Andrés Suriani fue aprobada por Alberto Castillo y Virginia Cornejo (PRO); Luis Hosel, David Leiva y Mario Moreno ( PV); Ángela Di Bez (Primero Salta), Ángel Ortiz (UCR) y Gustavo Serralta (PJ); y allí fueron los principales dardos de la protesta.
Cuando la protesta se fue, dejó en la entrada carteles con las fotos de estos ediles, con sus respectivos nombres y con el título de "cómplices de genocidas". En el panfleto piden la "condena social por avalar el terrorismo de Estado".
"No se puede utilizar al Concejo Deliberante como trinchera ideológica", dijeron desde el Frente Amplio.
En plena "Semana por la Memoria" ahora se esperan las repercusiones de la acción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...