Siguiendo la premisa ineludible de que el estilista elabora los peinados de acuerdo con las líneas del vestuario y el espíritu de las colecciones, Ely Papa Michael, quien peinó a las modelos para esta sesión de fotos, observó que en los equipos de Roxana Liendro había mucha tela para mostrar y cuellos prominentes, entonces decidió llevar los cabellos de las modelos hacia arriba para que se destacaran la textura de la tela y el diseño. Fabiana Cariaga y Abigail Jorge tienen color en sus cabellos, con líneas al estilo balayage, es decir, las puntas aclaradas con raíces más oscuras. Ely comentó que como el cabello de Fabiana es fino, "muy llovido", lacio y pesado, lo trabajó con ondas y después con mucho batido en las raíces para darle cuerpo. El flequillo también fue retocado con la planchita para que adquiriera volumen. Mientras que el peinado de Abigail fue más ligero, trabajado más en los largos y puntas. En este caso, luego del batido dispuso los mechones en una cascada de rulos que quedó muy natural. Luego se refirió a los colores de tintura y los cuidados que amerita el pelo durante el otoño y el invierno.
Así especificó que para quienes llevan el pelo rubio es recomendable bajarle un tono o hacerse mechas en la gama de los marrones o cobres, dependiendo de la intensidad del rubio. Añadió que estas estaciones son ideales para tratarse el pelo. Se debe partir del lavado con productos recomendados por un profesional. "Hay que consultar con la estilista que les va a saber decir qué champú usar porque hay pelos que están deshidratados, otros que están grasosos solo en las raíces y las puntas secas y otros que lucen normales. Esto es como prescribir una medicina", advirtió. Señaló que el clima reinante en esta época tiende a provocar sequedad en el cabello por lo que hay que atender su nutrición e hidratación. "Esto se redobla si tenemos un trabajo técnico, ya sea claritos, balayages, base o reflejos hay que tener un producto para darle lo que está perdiendo", concluyó.
EL MAQUILLAJE DE LAS MODELOS, JUGADO -PERO NO TOSCO- Y CON BASE EN EL AMARILLO
Gonzalo Alanís se dedicó a maquillar a las modelos para esta sesión de fotografía con Roxana Liendro. Contó que su búsqueda apuntó a jugar un poco con la paleta multicolor de las vestimentas. Así logró un maquillaje muy personal, en el que el amarillo prepondera sobre rojos y violáceos.
“Me gustan los colores fuertes y resaltantes para que los ojos reflejen carácter y les den entidad a los conjuntos. Los labios no deben perder protagonismo, así es que combiné los colores del sombreado en los ojos con los labios, tratando de que el resultado sea llamativo, no tosco”, dijo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora