Un nuevo caso de violencia de género terminó cuando el agresor se autolesionó quemándose el 30 por ciento del cuerpo.
Todo ocurrió el viernes, en la tarde, en el barrio La Loma, de la ciudad de Tartagal.
El hombre, de 30 años y cuya identidad no fue revelada, fue hasta la casa donde vive su expareja, también de 30 años.
Eran las 15 cuando entre golpes a la puerta y gritos logró que ella saliera a la vereda. Según el informe de la Policía, el hombre tenía evidentes signos de estar ebrio.
Desde hacía tiempo él tenía prohibido acercarse a ella. Esa medida cautelar había sido dictada por la jueza de Familia y Violencia de Género, Elba Susana Menéndez, como respuesta a reiteradas denuncias anteriores de la muchacha por agresiones que había recibido de él.
En la casa del barrio La Loma comenzó una nueva discusión y, según testigos, él habría intentado rociarla con alcohol, lo que la joven logró evitar esquivando el líquido y alejándose.
No trascendieron los motivos de la nueva pelea entre ambos, cuando en ese momento la relación ya estaba rota.
El hombre siguió con las agresiones y terminó rociándose con alcohol. Aparentemente sin que ella pudiera evitarlo, él prendió un encendedor y se quemó.
La muchacha comenzó a pedir ayuda y alguien que la escuchó llamó a la Policía.
Cuando llegaron una patrulla del destacamento de Villa Gemes, y una ambulancia, él ya tenía una parte importante del cuerpo y de la ropa quemados.
Fue llevado al hospital Juan Domingo Perón, donde le diagnosticaron que tenía quemaduras en el 30 por ciento del cuerpo. Los médicos que lo revisaron decidieron su traslado inmediato a la ciudad de Salta, donde permanece internado en el hospital San Bernardo.
A la Policía, la joven le contó que no era la primera vez que su expareja se autolesionaba en medio de una discusión.
"Ellos ya estaban separados de hecho desde hacía un tiempo, pero él intentaba acercarse a ella a pesar de que ya lo tenía prohibido", señaló un testigo del barrio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


virginia pistan
virginia pistan · Hace 1 mes

Pregunto: ESTA MUJER SABE QUE SI TIENE MEDIDA DE NO ACERCARSE EL AGRESOR A SU CASA, ella tiene que llamar a la policia, NO SALIR A LA VEREDA. No le dieron el BOTON ANTIPANICO, tampoco??? Es tan triste ver que la justicia es corrupta, la policia no tiene recursos suficientes, y a las mujeres les cuesta entender que si les dan una medida de no acercamiento, significa QUE NO SE PUEDE ACERCAR EL TIPO A SU CASA y que ellas tampoco SE PUEDEN ACERCAR A EL, PUES SU VIDA CORRE PELIGRO!!!!!!! Hay tanta falta de educación que da lastima


Se está leyendo ahora