Residentes de la Villa San José, en el sector de la intersección de la avenida 9 de Julio y Urquiza, de la ciudad de San José de Metán, se quejaron porque un privado realizó una obra para colocar redes de agua y dejaron un peligroso pozo y jamás volvieron para taparlo, pese a que está ubicado en plena calle.
Se trata de un orificio profundo de unos 40 centímetros de ancho que quedó en el medio de la avenida 9 de Julio.
El pozo es un riesgo en el sector, que ahora es muy transitado por automovilistas, motociclistas y ciclistas, los que tienen que hacer arriesgadas maniobras para poder esquivarlo, sobre todo por las noches.
El pozo quedó lleno de agua debido a las tormentas y ya se observan larvas en su interior. Lo que también representa un foco infeccioso y es un peligro para la propagación de enfermedades como el dengue, cuyo primer caso fue confirmado la semana pasada en la ciudad de General Gemes.
"Este pozo peligroso está desde hace un mes en este lugar y es un gran riesgo. En este sector hay muchos niños y es muy transitado por todo tipo de vehículos", dijo Gladys Pacheco, una vecina de la barriada.
"En este lugar hicieron conexiones de agua y cloacas para unos terrenos y dejaron todo así como está. Por eso decidimos poner una goma y un palo, para que tenga alguna señalización porque de noche es un riesgo permanente", señaló la vecina.
Pacheco dijo que se comunicaron con el vecino que hizo hacer la obra y que les contestó que ya iba a solucionar el problema.
La avenida, un río
Otro de los inconvenientes es que ese sector de la avenida 9 de Julio se convierte en un río cuando llueve. Como ocurrió durante la tormenta del lunes pasado.
El pavimento llega hasta la calle Urquiza y en ese lugar hay ripio y tierra. "El agua viene desde una alcantarilla. Cada vez que llueve circula gran cantidad de agua y queda mucho barro, por lo que no se puede pasar", indicó Pacheco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora