Los jefes de Gabinete saliente y entrante, Aníbal Fernández y Marcos Peña, respectivamente, mantuvieron ayer a la mañana una primera reunión de trabajo en la Casa de Gobierno para organizar la transición y el traspaso de mando, previsto para el próximo 10 de diciembre.
"Fue una reunión muy cordial, una muy buena charla", destacó Peña en declaraciones a la prensa en la puerta de la Casa Rosada, al salir de la reunión, y remarcó que el encuentro fue "muy positivo para realizar una transición más relajada y ordenada".
Por su parte, Fernández explicó que la reunión se realizó "por expresas instrucciones" de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, destacó que fue una "buena charla y con temas variados" y que quedaron en volver a verse "para seguir conversando".
En tanto, el designado jefe de Gabinete de Mauricio Macri precisó que durante el encuentro trataron cuestiones relacionadas al "funcionamiento de la jefatura de Gabinete y temas prácticos del traspaso" y dijo que definieron "seguir conversando" en otras próximas reuniones.
"No fue una reunión secreta, la coordinamos el jueves y ayer la comunique por Twitter para que no fuera nada secreto", dijo Peña, quien minutos antes de ingresar a la Casa de Gobierno -en una mañana lluviosa de feriado- hizo pública la reunión a través de su cuenta de la red social.
Asimismo, destacó que "hay charlas informales que se van sucediendo en los distintos ministerios" y afirmó que 'en la Argentina que está arrancando el diálogo tiene que ser lo normal y para eso vamos a trabajar. Por ahí no estemos de acuerdo en todo, pero trataremos de dar los pasos para que las cosas no se interrumpan el 10 de diciembre. Compartimos con Aníbal la responsabilidad que nos toca en lo que implica a un traspaso de mando para una democracia que tiene que mostrar civilidad y cordialidad", concluyó.
En otra declaraciones, Peña buscó bajar el tono de esas declaraciones y explicó que esos dichos de Macri respondieron a una "pregunta específica" de la prensa.
Al respecto, Aníbal Fernández había explicado que la Presidenta "lo único que pidió fue discreción porque los temas políticos no se pueden debatir por los medios".
En tanto, con la designación ayer de Jorge Triaca como ministro de Trabajo, quedó completada la grilla de ministros que asumirán a partir del 10 de diciembre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 11 meses

Creo que es muy positivo, que a Peña le haya quedado por lo menos "la sensación" de que la reunión fue cordial y que sea posible una transición "relajada y ordenada". En otro orden, es muy curioso el baño de discreción, con que la Dra. Kirchner piensa adornar su última semana de actuación.


Se está leyendo ahora