Pensando en el regalo

Humberto Echechurre

Pensando en el regalo

El año que viene empezarás una nueva etapa. Será difícil, porque se abrirá un mundo nuevo. No será desconocido, pero tal vez enfrentarás un nuevo desafío lleno de inquietudes e interrogantes. Sería importante que al empezar ese ciclo, lo hagas de la mejor manera. Que escuches a los que más saben, que te vuelvas más tolerante porque no todo el que piense distinto a vos debe ser un enemigo irreconciliable.
Tienes todo para salir adelante: templanza, pasión y buenos sentimientos. Olvídate de estos últimos años, llenos de sobresaltos, de considerarte la mejor, mientras el mundo se caía a pedazos.
Quizás hace años que -sin quererlo- te equivocas. Contestas mal, estás de malhumor y usas de manera exagerada la televisión, además alguna que otra mentirita, pero aclaremos, vos no tienes la culpa del Indec, del cepo ni tampoco de las reservas del Banco Central. Son cosas que pasan.
Lo que a veces molesta es tu empecinamiento y tu soberbia. Crees que eres dueña de la verdad. Da rabia que a veces te aisles de las cosas cotidiana y que tu mundo se limite a las paredes de la Casa Rosada.
Además, acostumbrada al consumo, pretendes que la cadena de comercialización no se corte. Lo que te interesa es el bombardeo mediático que ofrece planes a cuotas.
Ahora con el dólar turista también quieres un viaje, total dices que los dólares igual se escapan.
Si un gobierno gasta más de lo que ingresa, en economía es un déficit; algo similar ocurre en una economía doméstica porque el desfasaje no es eterno. El problema en este caso, es que la "fiesta" la tendremos que pagar entre todos. En estos años, muchos se divirtieron pero el final está más próximo de lo esperado.
El ciclo venidero empieza en el 2016 y el análisis y la analogía tiene que ver con los próximos 15 años de mi nieta Martina Sofía, aunque ella no tiene nada que ver con lo que escribo más arriba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia