José "Pepino" Fernández insiste en que Fundatrad sigue y seguirá trabajando, más allá de haber sido inhibida a fines de julio pasado por la Anses y con una causa penal sobre los hombros por supuesta defraudación a la administración pública, que tramita la Fiscalía 2 de Orán. En diálogo con El Tribuno, el piquetero de Mosconi dio pocas precisiones y asegura que continúan brindando servicios con áridos y limpieza.
¿Desde julio hasta ahora, cambió en algo la situación de Fundatrad?
La AFIP levantó la inhibición, pero aún esperamos que la Anses lo haga y que la Justicia federal oranense se expida. Igual hacemos algunos trabajos.
¿Y las 1.000 personas que integraban la fundación?
Están incorporadas en la Fundación Villa Saavedra, para cobrar legalmente la asignación familiar. Ahora cobran el básico de $500 por mes que paga el Gobierno provincial. Lo que queremos es que la gente recupere los $1.674 por hijo y $5.400 por chico discapacitado por el coeficiente zona 4 que le corresponde a esta zona. Entre el viernes y sábado pasado recibieron el salario. Y con un ítem denominado "alta temprana", vigente desde el 1 de septiembre, recién cobrarán la asignación.
¿Qué trabajos hace la gente en la Fundación Villa Saavedra?
Esa fundación no estaba haciendo los aportes, por eso hubo demoras en el pago. Pero no tiene planes laborales y está muy mal vista en la zona. Por mi parte, los Gobiernos provincial como nacional me ofrecieron otra fundación. Estuve con gente de la Anses en Buenos Aires y me ofrecieron, pero queremos seguir como Fundatrad. Vamos a continuar esperando que levanten la inhibición para volver a trabajar.
¿Cuál es el estado de las inhibiciones?
Yo hice y presenté todos mis descargos, pero no resolvieron nada todavía. Y justo nos toca el Juzgado de Orán, cuyo juez está denunciado ahora por narcosobornos. Nosotros estamos inhibidos por ayudar a la gente, no por coimas.
Por eso vamos a seguir luchando, porque ningún gobierno nos dio una mano.
¿Cómo se preparan para seguir, con un nuevo gobierno?
La gente sigue viniendo para trabajar voluntariamente hasta que nuestra situación se regularice. La Fundación Saavedra les exige solamente 9 horas mensuales de trabajo y sin embargo nosotros estamos denunciados por mejorarle la calidad de vida a la gente. Mientras tanto, el Ejecutivo provincial les paga $1.500 a los integrantes de los emprendimientos que creó en la zona. Nosotros estamos capacitados para trabajar en todo sentido. Si el Gobierno no me quiere a mí está bien, porque yo ya no soy el presidente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...