El temblor que golpeó el sábado a El Galpón provocó pérdidas millonarias por la destrucción de viviendas y de comercios que sufrieron daños estructurales y quedaron sin mobiliario.
Se calcula que hay 55 comerciantes afectados, de diferentes rubros. Ayer, mientras personal del Ejército y de Defensa Civil continuaron con las demoliciones, los propietarios de los negocios perjudicados tuvieron una reunión en la Municipalidad con una comitiva de la Cámara de Comercio de San José de Metán, encabezada por su presidente, Fernando de San Román.
Del encuentro participaron 33 comerciantes. Muchos alquilan inmuebles y otros son propietarios. Los afectados se anotaron en un registro para tratar de obtener apoyo financiero.
Uno de los sectores más afectados fue el de la calle San Francisco Solano, en el centro de la localidad. En esa zona hay seis locales cerrados. Solo un quiosco y una librería sobrevivieron al desastre, aunque abren en forma esporádica porque las calles están cortadas y no se vende.
"Hicimos un relevamiento y escuchamos a los comerciantes. Les pudimos informar sobre las posibilidades de obtener apoyo financiero", dijo San Román a El Tribuno.
Según confirmó, 33 se inscribieron ayer en el registro de afectados, pero se calcula que son al menos 55 en total. "El comercio de El Galpón ha quedado en quiebra", señaló el presidente de la Cámara de Comercio de Metán.
"Teníamos cotillón, bazar, regalería y alquiler de juegos en un local alquilado que fue demolido con parte del mobiliario en el interior y mercadería. Las paredes estaban vencidas", dijo Alejandra Curiotto.
Joaquín Campos era propietario de una farmacia. "Se rompieron las vidrieras, mobiliario y estantes. Además perdí remedios que son refrigerados y dos computadoras. Calculo una pérdida de unos $200.000", detalló el comerciante.
Ayer se destacó que la Cámara de Comercio de Salta ofreció su apoyo a los propietarios de negocios afectados.

Borraron la "D" de la parroquia
Al igual que otros edificios dañados, la parroquia San Francisco Solano había sido marcada con una "D" para ser demolida en su fachada. Pero debido a la polémica que se generó por su conservación, la letra fue borrada y hasta ayer no se demolió el frente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora