En este primer día, denominado "Al Taruia", los fieles se reunieron en la zona de Mina, a unos 7 kilómetros al Este de La Meca, donde se han levantado más de 180.000 carpas, con capacidad para alojar a más de un millón y medio de fieles.
Los peregrinos, vestidos con ropas sencillas de color blanco sin costuras, dedican esta jornada a rezar, leer y recitar el libro sagrado del islam, el Corán, o a discutir asuntos religiosos, y su propio nombre significa "reflexión" o "saciar la sed", porque antiguamente había manantiales en la zona.
Anoche los peregrinos permanecían en esta área antes de dirigirse entre la madrugada y el mediodía de hoy al monte Arafat, a unos 20 kilómetros al Este de Mina.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora