El Gobierno provincial ya realizó el sorteo de los 575 lotes en una fracción de 20 hectáreas del predio de Pereyra Rozas, en la zona norte de la ciudad. Entre las partidas para obras del Ministerio de Economía se separó una tajada de $51 millones para llegar los servicios a esa zona.
Todos los recursos bajarán directamente desde la Nación, a través del Fondo Federal Solidario, es decir de los impuestos a la exportación de la soja.
El movimiento de suelos, la nivelación del terreno y la apertura de calzadas se presupuestó por $500 mil. Para la red de agua y saneamiento se prevén fondos por $17,6 millones. La red vial demandará los mayores recursos, por $29 millones. Por último, para el tendido de gas natural se reservarán para el próximo año $4,1 millones.
A su vez, el Gobierno les cobrará a quienes resultaron beneficiarios del sorteo que se realizó el 17 de octubre entre $25.000 y $47.200.
Las parcelas
Es que en la nueva urbanización se diagramaron dos tipos de parcelas de aproximadamente 200 metros cuadrados.
El Procrear, recordemos, prevé para esta línea financiar $125 mil para el terreno.
Unos 100 lotes de Pereyra Rozas costarán $150.000. El Gobierno asegura que tendrá los servicios básicos y las familias deberán desembolsar $25.000.
Por otra parte, 475 lotes con servicios adicionales tendrán un costo $197.200, por lo que el saldo a pagar por los adjudicatarios llega a $47.200.
$200 millones
El ministro de Economía de la Provincia, Carlos Parodi, al presentar la nueva urbanización, había señalado que la inversión total ascendería a $200 millones y que ya se habían iniciado dos licitaciones para realizar la apertura de calle y el tendido eléctrico en el nuevo predio de zona norte de la ciudad.

Desadjudicaciones
Desde el Instituto Provincial de Vivienda informaron que desadjudicó dos casos esta semana y las destinó a familias que las necesitaban por situaciones especiales.
"Un caso se originó en la falta de pago de las cuotas y el segundo fue la revocatoria de una preadjudicación por falta de ingreso del ahorro previo. En ambos casos fueron adjudicadas a familias con necesidades especiales, después de un arduo seguimiento por parte de las áreas Jurídica y Social", publicaron.
"El trabajo detallado permitió que los adjudicatarios que estaban en infracción desde 2008 perdieran el beneficio y que en lo inmediato fuera seleccionada una familia con necesidades urgentes", afirmó el presidente Marcelo Ferraris. "El IPV verifica al momento de la entrega del barrio y con posterioridad tres puntos: primero la habitabilidad de la vivienda; segundo, el pago de la cuota, y tercero, estamos revisando este tipo de situaciones. Y vemos los casos en los que es necesario iniciar algún tipo de proceso administrativo", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...