Se terminaron las extensas jornadas de declaración del empresario detenido Esteban Ibar Pérez Corradi. A partir de ahora lo hará por escrito. Así se lo propuso la jueza federal María Romilda Servini a los abogados del acusado y los defensores aceptaron.
Desde que fue extraditado al país, Pérez Corradi ya declaró seis veces. Fueron cerca de ocho horas en cada oportunidad, por lo que ya lleva cerca de 50 horas ante la magistrada, el fiscal Juan Pedro Zoni y los funcionarios judiciales que trabajan en el caso.
Cada una de esas jornadas implica no atender otras causas y disponer medidas de prueba sobre los dichos de Pérez Corradi. Esos fueron los motivos -explicaron fuentes judiciales- que llevaron a la magistrada a pedirle a los abogados del acusado, Carlos Broitman y Juan José Ribelli, que todo lo que tenga para agregar lo haga por escrito.
La excepción será para que conteste las preguntas que el juzgado y la fiscalía tienen preparadas. En ese caso, Pérez Corradi será trasladado a los tribunales de Comdoro Py. Eso podría ocurrir la semana que viene. En la decisión subyace otro motivo: para los investigadores Pérez Corradi no hizo grandes aportes a la investigación, apenas algunos que califican de "técnicos". Los nombres con más impacto político que dio -Aníbal Fernández, Ramón Granero, Ricardo Echegaray o exagentes de inteligencia- fueron siempre a través de terceras personas y sin dar precisiones sobre las circunstancias, aunque la jueza dijo que el acusado podría dar pistas muy claras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora