El financista Ibar Pérez Corradi se negó ayer en los Tribunales de Asunción a ser extraditado a la Argentina, ya que afirmó que no confía en la Justicia. El presunto autor intelectual del triple homicidio de General Rodríguez argumentó que teme por su vida y que se siente más seguro en Paraguay.
"Pérez Corradi se despachó con esos conceptos en la audiencia de ayer", sostuvo el juez penal de Garantías de la capital de Paraguay, Julián López. Ante el magistrado, el condenado por el triple crimen de General Rodríguez rechazó acogerse al proceso de extradición abreviado y sus abogados defensores justificaron que los jueces que en su momento solicitaron su detención con fines de extradición ya no están en la causa porque el caso fue remitido a un juzgado federal, informaron medios paraguayos. Tras la captura de Pérez Corradi en Ciudad del Este, los jueces federales María Romilda Servini de Cubría y Sebastián Casanello solicitaron a la Justicia guaraní que el detenido sea extraditado a la Argentina.
Con la negativa del detenido a acogerse al proceso de extradición abreviado, el magistrado López estimó que el tiempo del juicio "sería de 45 días a dos meses máximo".
Al respecto, subrayó que entre hoy y el miércoles próximo "estarán llegando los documentos formalizados para la extradición", que fueron firmados por los jueces argentinos y añadió: "Una vez que los tengamos en nuestro poder y si está todo en orden, sería factible ya su extradición.
La Justicia paraguaya afirmó que va a extremar todos los recursos a fin de que el ciudadano pueda ser extraditado lo más rápido posible, pero que todo está dentro del protocolo y si Pérez Corradi es extraditado se darán todos los recursos a fin de garantizar la seguridad de este ciudadano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora